sábado, octubre 1, 2022
A tres años de la muerte de Nevith Condes Jaramillo, nada

Sin resultado en las investigaciones sobre el asesinato del periodista del sur mexiquense, no hay revelaciones, ni versiones oficiales, solo aquellos reportes del 2019.

Por Marycarmen Aguilar Franco

Este 24 de agosto del 2022, además de recordar al inolvidable Nevith Condes Jaramillo, recordamos también con añoranza al “Observatorio del Sur” y aquella histórica transmisión que marcó el final de una breve pero transcendental época para el periodismo mexiquense, con una narración de los jóvenes reporteros, quienes con voz entrecortada por el llanto conmovieron a miles de seguidores que observaban las imágenes de un funeral que nadie podía entender.

“Es bien difícil hablar en una cámara cuando Nevith ya no está para darnos la seguridad que tenía, ¡GRACIAS NEVITH!, gracias a la gente, gracias al Observatorio del Sur, gracias a mis compañeros, Nevith era un periodista que no se callaba, hablaba con huevos, como él decía;  no tenía miedo de hablar como él pensaba;  no se callaba, sabía que lo que hacía tenía sus riesgos y los enfrentaba; sabía lo que era tener miedo, pero se aguantaba por todos nosotros, por toda la gente que lo necesitaba”.

Las palabras salían del corazón dolido del compañero, periodista en ciernes que dejó fluir su sentimiento mientras caminaba entre el enorme cortejo fúnebre: “Nevith siempre estaba para escucharnos, acompañarnos, enseñarnos; nos despedimos de Nevith, nos despedimos del Observatorio del Sur, la casa de todos nosotros; MUCHAS GRACIAS, hoy se va con él, se va un sueño, un anhelo, un logro personal y para todos los que trabajamos en el Observatorio, una voz de muchos, de aquellos que no tenían voz; faltó mucho, sí, y aunque le cortaron las alas, seamos discípulos de lo que él quería, de lo que él siempre buscaba delante de todos, para él no había más, no había menos, para él la justicia era pareja; ricos, pobres, mujeres, hombres”.

Pocas piezas periodísticas pueden decir tanto de alguien, sin que podamos acusar de abuso en los adjetivos, quienes conocimos a Nevith sabíamos y sentíamos cada palabra del joven conductor: “Seamos portadores de eso que él siempre buscaba y siempre anheló con el Observatorio, que era ¡justicia! Seamos discípulos de lo que él hacía, sigamos ese anhelo del que él tanto buscó en el Observatorio, que es ayudar a alguien, darle voz, darle comida, darle techo”.

Hoy a tres años de ese programa, originado por la triste partida de nuestro compañero Nevith, volvemos a retomar y hacer patentes muchas de las frases vertidas aquel aciago día en Tejupilco, sur del estado de México: “Es difícil, porque con Nevith se va un sueño, con Nevith se va el Observatorio del Sur, algo que nos duele a nosotros, y sé que les duele a muchos”. 

La que fue triste descripción de imágenes que por sí solas nos mostraban el sentir de un pueblo desolado, que no lograba de salir de su asombro y tristeza el reportero anunciaba : A nombre de Nevith, muchas gracias a todos los que apoyaron este proyecto desde su inicio, a los que creyeron en él, a los que creyeron en la justicia, los que creyeron que se pude cambiar,  gracias todos los que a lo largo de este proyecto, creyeron no solo en Nevith  sino en todos nosotros, sobre todo GRACIAS A NEVITH, porque para él no había empleados, éramos compañeros de trabajo, nunca nos trató como un jefe, eso es algo que siempre vamos a llevar en el corazón, gracias Nevith por todo, hoy se va contigo el Observatorio pero se quedan con nosotros tus Ideales que nos enseñaste, que forjaste en nosotros. Siempre, siempre vamos a recordar tu sed  de justicia,… gracias a todos, seamos discípulos de la justicia, porque si todo el pueblo se une, podemos cambiar, seamos todos un OBSERVATORIO para que este no muera, GRACIAS A TODOS”:

Y la descripción de ese sueño que él compartió y forjó con muchos de nosotros seguía escuchándose en esa transmisión especial, singular, única y ultima: …Nevith decía que no le interesaban sus títulos de maestría, sus documentos escolares, lo único que le importaba era graduarse en la vida con su proyecto, El Observatorio del Sur; te graduaste amigo, gracias por todo, por tus enseñanzas, gracias por todo lo que ayudaste a la gente, gracias por poner el nombre del sur en alto; eso es lo que siempre quisiste hacer, elevar sus costumbres tradiciones, su gente trabajadora, todo lo bonito del sur, los lugares turísticos, siempre decías que para hablar mal del sur estaban otros, pero tú siempre querías hablar lo bueno, gracias, gracias porque siempre diste la otra imagen, la otra cara de la moneda de esta tierra que te vio nacer y ahora te ve partir, gracias a nombre de todos los que trabajamos en El Observatorio,  agradecemos sus muestras de afecto a la familia y a nosotros; agradecemos que hayan apoyado en todas las actividades, sabemos que Nevith dejó muchos pendientes, pero su familia será los encargada de decidir la situación de este portal, nosotros queremos decirle GRACIAS NEVITH por todo, en esta transmisión donde él es el protagonista, será la última transmisión del Observatorio del Sur GRACIAS”.

Esta transmisión vía la página Facebook del Observatorio, fue de una hora, 35 minutos 55 segundo,  tiene a la fecha ciento 26 mil reproducciones y 887 comentarios y reacciones, y mantiene un total de 38 mil, 438 seguidores. Las cifras parecen congeladas, así como esas imágenes del triste episodio compartido por miles de asistentes a ese sepelio que dejó marcada la historia de un pueblo, replicado incesantemente en aquel 25 de agosto, cuando la trágica noticia de la muerte del periodista  dio la vuelta al mundo, replicada en todo México y varios países, recibiéndose miles de condolencias y la condena enérgica de asociaciones, organizaciones, grupos, familias, organismos nacionales e internacionales consternados por el asesinato del joven periodista, muerto a puñaladas, en una cantidad escalofriante.

 Tan solo por la espalda recibió 100 heridas de arma punzocortante, aunque las autoridades ocultaron hábilmente el dato y manipularon la forma y causas de su muerte, con un primer reporte donde señalaron solo 4 puñaladas mortales, dejando a la opinión pública y al gremio periodístico en general con esa información sesgada, mientras los pobladores del sur del estado hacían correr versiones más dramáticas, sobre la infinita saña con que fue torturado.

Las reacciones de miles de tejupilquenses y de pobladores de toda la región, así como del gremio periodístico y de organizaciones de periodistas fueron inmediatas, la trágica noticia recorrió el mundo, una primera versión replicada en algunos medios daba cuenta de la calidad moral y profesional de Nevith Condes Jaramillo. “creador del periodismo huache, reportero de contacto con la comunidad, en la región de Tierra Caliente, municipios del estado de México, principalmente Tejupilco, donde se distinguió siempre por dicharachero, solidario, empático, directo y sincero, sin manchas sociales más allá de las que puede cargar cualquier persona de su edad, entorno y costumbres chilangas.

Inquieto y de pensamiento liberal y revolucionario se enfrasco en varias luchas sociales que no tuvieron mucho futuro ni apoyo; por ello incursionó en el periodismo radiofónico para dar cauce a esas inquietudes de luchar contra las injusticias, ahora mediante la denuncia. Primero fue en Radio Roca, estación de radio en Tejupilco, poco a poco descubrió el gran potencial de las redes sociales y por congruencia con sus ideales y la ética periodística con la cual comulgo de inmediato, se dedicó por conveniencia personal a crear el Observatorio del Sur, medio digital, con página en Facebook, canal de YouTube y twitter.

El éxito del Observatorio del Sur, fue casi inmediato, lanzado a las redes sociales el 1 de diciembre de 2015; tuvo su primer transmisión histórica unos días después, el 12 de diciembre de ese año, cuando  colocó en voz directa a Guillermo González Hernández desde Canadá, para recordar el “Tejupilcazo”, justo en el mismo sitio donde ocurrió el inolvidable episodio político de 1990 y presentó, junto con la periodista Marycarmen Aguilar, el inicio de un programa documental que marcaría época, al compilar en varios capítulos las repercusiones de esa revuelta social.

La descripción del nuevo medio fue muy a su estilo, “súper neta”: “Hacemos PERIODISMO GUACHE, es decir; Periodismo social netamente Sureño-Calentano. Ese periodismo que saben nuestros paisanos que es la oportunidad real de decir y mostrar lo que su sana libertad de expresión y propuesta le dicte con responsabilidad ofertando como productos: Entrevistas, Streaming, Vídeos, Reportajes, Notas, Promos, Amistad, Asesoría”.

Ha tres años despedimos a Nevith y al Observatorio del sur, en el gremio lamentamos, como si ayer fuera,  la perdida de esa singular estilo con que reporteaba;  casi una “escuela” periodística fincada en muy corto tiempo, donde talentosos jóvenes incursionaron creando el ahora conocido como “periodismo guache”; con ese toque tan especial…. en ese portal triunfante se quedaron pendientes  varios “reportajazos”, uno  sobre Leona Vicario, serie de programas para seguir los pasos de la Madre de la Patria por la región de Tierra Caliente; también quedó a medio construir el documental del “Tejupilcazo” y el “Tlatlayazo”, sigue en “espera” la solicitud de una radio comunitaria para  continuar con el periodismo radiofónico donde igualmente marcó  huella.

Al cumplirse tres años de su partida, prevalece la indignación entre la gente que le conoció en persona o a través de tu voz en la radio o por sus reportajes en video y sus siempre amenas publicaciones en el Observatorio del Sur, ese medio virtual que significo su máximo logro y orgullo.

De igual manera se mantienen vigentes las palabras de su tía Lupita, en aquel 25 de agosto del 2019, cuando  miles de personas se volcaron en las calles para acompañar a Nevith hasta su última morada,  llevando miles y miles de flores, enormes girasoles, decenas de coronas, pancartas con mensajes de despedida, conmovedores, emotivos, y estremecedores, mucho más cuando los presentes, aglutinados frente a su tumba cantaron a  coro viva voz, el “Potro Indomable”, canción  interpretada por José José, convertida ese día en estremecedor mensaje musical.

Aun la gente recuerda las aquellas palabras de despedida de su tía, persona muy apreciada y reconocida, igual que toda la familia: “Hoy no solo está de luto Lourdes Jaramillo Villa, sus hijas, su hija de Nevith, Nazaret, de solo 15 años; no solo ellos están de luto, es el pueblo, son ustedes, es Tejupilco, el sur del estado, la República Mexicana, hasta en el extranjero, porque esto trascendió; Nevith no se fue, ¡nos lo arrebataron!, ¡nos lo quitaron!. Nevith no le gustaría que su tía hablara con tibiezas; esa es la verdad, le quitaron su voz, pero no les van a quitar a ustedes la voz, ¿o sí? ¿Qué queremos? ¡JUSTICIA!, ¡VAMOS A PEDIR JUSTICIA!, vamos a pedir Justicia para que no vuelva a pasar en otro periodista, en otro ciudadano, vamos a pedir justicia y que de una u otra manera estamos  unidos. A Nevith le quitaron voz pero no sus ideales, le quitaron su voz pero no su persona, le quitaron su voz, pero está la voz de la justicia”.

¡NEVITH NO MUERE¡, NEVITH SEGUIRA VIVIENDO EN NUESTROS CORAZONES; Nevith dejó un legado, Nevith nos enseñó, fue ejemplo para todos, nos enseñó a luchar por el más vulnerable, nos enseñó a luchar por las instituciones, por las escuelas, por la salud; Nevith lucho por el niño, por el anciano, por el joven, ¡por todos lucho Nevith!, ¿pero qué paso?, HABLAR CUESTA y hoy costo su vida, pero él seguirá siempre en nosotros, aunque Nevith no puede llevar más su voz si ustedes no la llevan, ¡NO DEJEN QUE MUERA SU LUCHA!, no dejen que se mueran sus ideales, sigamos trabajando….veo las pancartas que dicen ¡justicia!, Nevith no muere si exigimos justicia…. les pido que nos ayuden, yo sé que no estamos solos, Nevith no tenía miedo, porque hablaba con la verdad, y muchas veces hablar con la verdad nos lleva a que los periodistas den su vida.

Sigamos caminando, sigamos su ejemplo, él nos deja pero sigue en nuestro corazón, y mientras siga en nuestro corazón, Nevith no ha muerto, ¡Nevith Vive!, ¡Nevith Vive!,…..!Justicia para Nevith!,…..muchas gracias…. solo les pido que la justicia este en todos, en la voz de ustedes, en la voz de Tejupilco, la voz del sur del Estado de México, en la voz de los periodistas, en la voz de todo un país, en la voz de los extranjeros que Nevith quería a mucho y  también querían mucho a Nevith, estas fueron las palabras de Guadalupe Jaramillo Villa, ese día, luego de sepultarlo en el Panteón de Tejupilco.

Hoy habrá muchos mensajes para Nevith, recuerdos, nostalgia, y el clamor general de quienes siguen esperando justicia y verdad. A tres años no hay resultado en las investigaciones sobre su asesinato, no hay revelaciones, ni versiones oficiales, solo aquellos reportes del 2019, que han variado muy poco, mientras la cifra de periodistas asesinados en México continua en aumento.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: