jueves, julio 25, 2024
Alcaldes electos llegan con desventaja presupuestal: Aldo Muñoz

Tomarán riendas de municipios que ganaron con la base del presupuesto ya armado para 2025 y tendrán que atender pendientes económicos, laborales y de obras.

Aldo Muñoz Armenta, politólogo de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex), explicó que el desfase de tiempo que existe entre el día de la jornada electoral, 2 de junio, para elegir a las y los 125 alcaldes del Estado de México y la fecha en que los ganadores asumen su respectiva presidencia municipal, 1 de enero de 2025, mete en problemas a los nuevos alcaldes, ya que la base del presupuesto que ejercerán no fue diseñada por ellos, y seguramente sus antecesores les heredarán compromisos laborales, económicos y obras inclusas que deberán pagar.

En entrevista con Luis Pantoja Ríos, titular de la plataforma https://comunicadores.mx/ por donde se transmite el programa “De Análisis” de lunes a viernes de 13:00 a 14:00 horas, el catedrático de la máxima casa de estudios estatal explicó que existe, prácticamente, un periodo de medio año de diferencia para que puedan asumir el cargo los ganadores.

Por lo anterior, dijo, las y los alcaldes salientes están obligados a diseñar parte del presupuesto que estarán aplicando sus sucesores y por ello el margen de maniobra de estos últimos (entran en funciones el 1 de enero de 2025) queda muy acotado durante su primer año de gobierno.

El margen de decisión de los nuevos alcaldes, durante su primer año, es “prácticamente nulo”; literalmente “llegarán a pagar cuentas”, dijo el politólogo.

Explicó que el presupuesto del primer año (de tres que dura la gestión) de las y los nuevos presidentes municipales, prácticamente está comprometido con el pago de nómina, proveedores y de obras pendientes, entre otros.

Consideró que es muy complicado el arranque de cada una de las administraciones municipales mexiquenses, sobre todo aquellas donde llegará una o un nuevo titular emanado de una fuerza política distinta a la que estaba gobernando.

Y ante dicho escenario, opinó, también se vuelve inviable que las y los nuevos alcaldes soliciten en su primer año de gobierno un préstamo para tratar de enfrentar los problemas y/o realizar obras de infraestructura.

Cuando el o la nueva alcaldesa entra a su oficina encuentra cajones vacíos, una gran cantidad de papeles con múltiples compromisos administrativos, laborales e incluso hasta jurídicos, dijo Aldo Muñoz.

Sostuvo que la o el titular de la administración municipal, durante el primer año, opera con la inercia presupuestal que le fue heredada y en los hechos empieza a aplicar su visión, ideas y propuestas de gobierno, al cien por ciento, hasta su segundo año de mandato.  

Respecto a los procesos de transparencia y rendición de cuentas el maestro Aldo Muñoz no dudo en sostener que, prácticamente en la totalidad de casos, la revisión de la administración saliente pasa sin ningún tipo de señalamiento porque la clase política se autoprotege, es decir si se encuentra alguna irregularidad no lo informan a las áreas competentes y por ello no se inicia ninguna investigación profunda.

Los nuevos gobernantes suelen no meterse con sus antecesores, pese a que están obligados a revisar todo lo que se les entrega. Ese es un “gran pendiente de la democracia”, dijo Muñoz Armenta.

“Es un pacto de silencio, de impunidad, de complicidad… no lo sabemos”, comentó al referirse a los procesos de entrega recepción de las administraciones.

Para el también investigador de la UAEMex la rendición de cuentas debe ser una prioridad de todo gobernante, y por ello cuestionar el desempeño de las y los alcaldes que dejarán el cargo el último día de diciembre de 2024, debe ser la constante y no la excepción.

¿Qué criterio utilizaron para la contratación de personal? ¿Los artículos comprados a determinadas empresas fue porque ofrecieron precio, calidad y tiempo de entrega? ¿A dónde se va la mayor parte del presupuesto municipal? son algunos de los planteamientos que debe realizar la sociedad de manera constate.

“Los criterios deben ser muy claros en todas las adquisiciones que realizan los gobiernos locales, ya que si no es así la población sigue con el pensamiento de que robo, pero poquito”. Y esa idea se debe erradicar.

En este sentido, Muñoz Armenta, refirió que sería una muy buena investigación periodística conocer a que se dedican los ex políticos, ex diputados, una vez que concluyeron su encargo de representante popular.

“No conocemos a políticos que cuando terminan sus encargos, vuelvan a sus casas como ciudadanos comunes a trabajar”, quizás porque la política los deja en una condición económica muy favorable.

Notas Relacionadas