miércoles, julio 28, 2021
Aprenda a hacer un presupuesto

Solo 4 de cada 10 personas adultas llevan un registro o presupuesto de sus ingresos y gastos y de ellas, más de la mitad lo hacen mentalmente. 

Por Claudio Jaime

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, (CONDUSEF) publicó en su sitio web que en México la Educación e inclusión financiera contribuyen para mejorar las condiciones de vida de las personas, invitando a crear el hábito de elaborar un presupuesto, de ser posible, un proyecto anual, el cual puede ayudar a alcanzar metas.

La Comisión señala que es importante considerar formar un guardado, una reserva, para cualquier tipo de eventualidad que no es posible prever, mediante la práctica del ahorro.

Destaca que este ejercicio del gasto puede hacerse en familia, dejar de lado el tabú de no hablarles de dinero a las y los hijos. Todos los habitantes del hogar pueden contribuir con ideas y esfuerzos para mejorar las finanzas, de esta manera todos son corresponsables de los gastos.

La Condusef refiere que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera:

  • Solo 4 de cada 10 personas adultas llevan un registro o presupuesto de sus ingresos y gastos y de ellas, más de la mitad lo hacen mentalmente.
  • El 45.2% de las personas adultas en México gastan más de lo que ganan.
  • El 65% de las personas pierden el control de su dinero, por no llevar un presupuesto.
  • Alrededor de 4 de cada 10 personas no alcanzan a cubrir sus gastos al término del mes.
  • El 63% de ellas recurren a los familiares o amigos a pedir prestado para salir de los compromisos del mes.
  • El 43% de las personas hacen compras no planeadas o fuera de su presupuesto.

Nunca es tarde para empezar.

El comunicado recomienda que en adelante usted contemple la realización de un presupuesto familiar y que se incluya como un hábito práctico para controlar los gastos del hogar que ayudará a tener más tranquilidad. Para ello es importante identificar:

  1. INGRESOS

Los ingresos fijos son aquellos que percibe regularmente, por ejemplo: el salario que recibe cada quincena o su pensión, si está jubilado.

Quizá los ingresos por su trabajo no siempre sean los mismos, a éstos les llamamos ingresos variables, por ejemplo: un taxista percibe ingresos derivados de sus viajes y no siempre es la misma cantidad.

  1. GASTOS

Los gastos fijos son aquellos que se consideran indispensables, por ejemplo: alimentación, transporte, luz, gas, renta, ahorro, entre otros.

Los gastos variables son aquellos que cambian de acuerdo con los gustos y actividades de cada persona, por ejemplo: la ropa y calzado, comidas fuera de casa, paseos.

A la suma de sus ingresos, réstele sus gastos. Busque que estos últimos sean menores a los primeros, así evitará endeudarse y tendrá dinero guardado ante algún imprevisto.

La elaboración de un presupuesto familiar servirá de guía para tomar las mejores decisiones de compra, esto le permitirá conocer la forma en que están distribuidos los gastos y en qué rubros se gasta más.

Este ejercicio le permite saber cuánto se necesita del ingreso para satisfacer las necesidades o qué hay que ajustar. Además, podrá conocer su capacidad de endeudamiento, esto significa, si puede pedir un crédito o préstamo.

Al terminar el mes, puede revisar los desembolsos y comenzar a investigar en qué se va el dinero. Así podrá sacar todas las conclusiones necesarias para conocer si se tienen que rediseñar los gastos.

Si al ingreso mensual familiar se resta el gasto y se tiene saldo a favor, podrá considerar dentro de los gastos una parte para solicitar un crédito, en caso de requerirlo.

Es importante incluir dentro del presupuesto mensual el ahorro, un rubro importante que se podría destinar a su Afore o para contar con un fondo de emergencias.

Establezca la diferencia entre una necesidad y un deseo, pensar primero en lo que desea y no en lo que realmente necesita, típicamente provoca que sus compras crezcan en cantidad  y no en calidad, generando inclusive más deseos irracionales por comprar, una conducta muy parecida a una adicción.

Recuerde que la importancia de guardarlo en una cuenta bancaria y no debajo del colchón, para evitar tentaciones y robos. Además de que sus ahorros estarán protegidos por el IPAB (Instituto para la Protección al Ahorro Bancario) a través del Seguro de Depósitos Bancarios de manera automática y gratuita.

Para obtener más información o solicitar aclaraciones a sus dudas, usted puede ponerse en contacto con los asesores de la Condusef en su sitio oficial o bien los puede seguir en TwitterFacebookInstagram y en YouTube.

Y no lo olvide, no gaste más de lo que gana.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: