El Congreso mexiquense, por primera vez en su historia, está integrado bajo el principio de paridad.

Como integrante del Constituyente Permanente, la 60 Legislatura del Estado de México aprobó por unanimidad la minuta de reforma constitucional en materia de paridad de género enviada por la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión, cuyo fin es que el 50 por ciento de los cargos públicos en los tres órdenes de gobierno sean ocupados por mujeres.

Lo anterior aplicará para los tres poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial; en los tres órdenes de gobierno: federal, estatal y municipal, así como en los órganos constitucionales autónomos.

En sesión del Tercer Periodo Extraordinario, presidido por la diputada Karla Leticia Fiesco García (PAN), los legisladores aprobaron la minuta con proyecto de decreto para reformar los artículos 2, 4, 35, 41, 52, 53, 56, 94 y 115 de la Constitución Política del país en materia de paridad de género.

Con esta reforma los partidos políticos deberán fomentar el principio de paridad y aplicarlo en la postulación de candidaturas, y también será respetado en los municipios con población indígena para la elección de sus representantes, en tanto que la Suprema Corte de Justicia se integrará paritariamente.

Corresponderá al Congreso de la Unión hacer las adecuaciones normativas correspondientes y, en su oportunidad, a las legislaturas locales para garantizar el principio de paridad.

El Congreso mexiquense, por primera vez en su historia, está integrado bajo el principio de paridad, pues de sus 75 integrantes, 37 son mujeres; esta composición de 49.33% de mujeres lo hace uno de los 10 congresos locales paritarios del país.

Otra muestra de la paridad de género en la Legislatura Mexiquense es que, de las 40 presidencias de las comisiones y comités, 20 están ocupadas por legisladoras.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD