La legislación protege al maíz, su riqueza y al pequeño agricultor.

El Pleno del Senado aprobó por 81 votos a favor, uno en contra y 28 abstenciones, el dictamen que expide la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, que reconoce la producción, comercialización, consumo y diversificación constante de esta semilla, como manifestación cultural nacional.

El dictamen establece que el Estado garantizar y fomentar, a través de todas las autoridades competentes, que las personas tengan acceso efectivo al consumo informado de maíz nativo y en diversificación constante, así como a los productos derivados, en condiciones libres de organismos genéticamente modificados y otras técnicas de mejoramiento genético.

Con ello, se evitan las mutagenesis o cualquier otra modificación desarrollada por la ciencia, sobre la cual no exista un absoluto grado de certeza científica, respecto a los riesgos para la salud humana y para que no contaminen las semillas nativas.

Establece la creación del Consejo Nacional del Maíz (Conam), el cual será un órgano de consulta del Poder Ejecutivo Federal, para brindar su opinión en materia de protección de la semilla nativa y en diversificación constante.

Dicho órgano tendrá la facultad de opinar en el diseño, planeación, programación y definición de políticas públicas sobre fomento y protección al maíz nativo y en diversificación constante; así como revisar la modificación de los programas de semillas de maíz, para que se ajusten a la Ley.

Posteriormente, se aprobó una modificación al artículo octavo transitorio para definir que el Congreso de la Unión, en un plazo que no exceda de 365 días naturales posteriores a la publicación de la presente ley, deberá realizar las adecuaciones necesarias para dar cumplimiento al objeto de esta legislación.

Asimismo, podrá opinar para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), en cuanto a la autorización y supervisión de los Bancos de Semillas de Maíz. Sobre las propuestas tendrá voz en los mecanismos de consulta, investigación y estudios sobre maíz.

También se establece que el Estado fomentará la creación de Bancos Comunitarios de Semillas por parte de ejidos y comunidades, quienes podrán constituirlos de conformidad con su normatividad interna, usos o costumbres.

El presidente de la Comisión de Agricultura Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, José Narro Céspedes dijo que esta ley debe aprobarse antes que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), a efecto de proteger el maíz y su riqueza.

Se plantea la protección del maíz nativo e impulsar su producción para que la pequeña agricultura mexicana vuelva a resurgir, y así fortalecer sus ventajas económicas. Gracias a los pequeños propietarios México logró ser autosuficiente.

También el Senado aprobó por 112 votos un dictamen para declarar el 29 de septiembre de cada año, como el “Día Nacional del Maíz”, ya que esta planta representa el pilar de la alimentación mexicana y una manifestación cultural de origen ancestral.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE