martes, mayo 11, 2021
Celaya, la ciudad más violenta del mundo

México es el país con el mayor número de ciudades violentas: 18 de 50. El país ya lleva dos años como epicentro mundial de la violencia homicida, de acuerdo al informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal A. C.

Con una tasa de 109.38 homicidios por cada 100 mil habitantes, Celaya encabeza el ranking de las 50 ciudades más violentas del mundo. Es la cuarta ocasión que una localidad mexicana encabeza esa lista de acuerdo con el informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal A. C.

“Presentamos el ranking de las ciudades de más de 300 mil habitantes con las tasas de homicidio más elevadas del mundo” destaca la asociación al referirse a la metodología utilizada en la cual, reconocen que puede haber fallas, pero señalan: “un esfuerzo de medición como éste,  sólo puede hacerse con honestidad intelectual, con apego a la verdad. No puede haber lugar para las medias verdades o las exageraciones”.

“Hacemos este ranking con el manifiesto objetivo político ciudadano de llamar la atención sobre la violencia en las urbes, particularmente en América Latina, para que los gobernantes se vean presionados a cumplir con su deber de proteger a los gobernados, de garantizar su derecho a la seguridad pública”, agregan en su explicación.

En ese contexto, en siete  de las 13 ediciones anuales de este ranking,  la ciudad más violenta del mundo ha sido mexicana (años 2008, 2009, 2010, 2017, 2018, 2019 y 2020). El año pasado se precisa que de las diez ciudades más violentas del mundo, siete son mexicanas: Celaya (área metropolitana), Tijuana (área metropolitana), Juárez, Ciudad Obregón, Irapuato (área metropolitana), Ensenada y Uruapan.

Además se reporta que México es el país con el mayor número de ciudades violentas: 18 de 50. El país ya lleva dos años como epicentro mundial de la violencia homicida.

Para esta asociación civil esta situación tiene que ver con la política que considera errática del presidente Andrés Manuel López Obrador para controlar el crimen “al no actuar contra los grupos criminales, principales responsables de la violencia, más que excepcionalmente, bajo la suposición de que si las fuerzas del orden no molestan a los hampones, ellos se portarán bien; por otro lado, aplicar vastos programas de subsidios con la esperanza de que los delincuentes, a cambio de ellos, dejen de delinquir”.

Es por ello  que hacen un llamado a todas las organizaciones ciudadanas, sociales, a las agrupaciones religiosas, a sus líderes, a que reactiven la denuncia ciudadana, a fin deabatir la delincuencia, lograr justicia y paz en el país. “Hay que seguir alzando la voz. Esta crisis de violencia, impunidad e inseguridad junto con la pandemia ponen en grave riesgo la convivencia pacífica en todo México”, consideran en el reporte..

Destacan que en países donde ha habido progresos en el combate al crimen organizado,  es la aplicación de políticas de control opuestas a las que lleva a cabo el gobierno mexicano tales como: ningún entendimiento con los hampones y reducir la impunidad.

Los puntos que se tomaron  en cuenta para incluir una ciudad en este ranking fue el siguiente: debe ser una unidad urbana claramente definida con 300 mil o más habitantes.Los datos sobre homicidios deben corresponder a las definiciones universalmente aceptadas de los homicidios dolosos u homicidios intencionales o muertes por agresión (con la excepción de muertes en operaciones de guerra o la muerte legalmente justificada – no en ejecuciones extrajudiciales- de agresores por parte de agentes del orden).

Además, las cifras de homicidios deben provenir de fuentes oficiales o fuentes alternas. En cualquier caso, los datos, las estimaciones y la metodología de cálculo deben ser verificables y/o replicables. En algunos casos los datos son resultado de un conteo propio, a partir del análisis de notas periodísticas.

Las cifras deben corresponder al año anterior en que se difunden los resultados. Sólo de manera excepcional se pueden considerar los datos de un año anterior (ante la presunción fundada de que no hubo variación sustancial de la incidencia de homicidios y  las informaciones deben ser asequibles a través de Internet, destaca el informe sobre la metodología empleada.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: