Qué pasa cuando roban su identidad y cómo puede remediarlo.

Por Claudio Jaime M.  

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), comúnmente el delito de robo de identidad se relaciona con la apertura ilegal de cuentas de crédito, contratación de servicios diversos como líneas telefónicas, compras o el cobro de alguna clase de derecho o beneficio laboral o la renta de bienes inmuebles.

 Este tipo de delito resulta relativamente simple para delincuentes que de forma individual u organizada en seudo empresas roban información personal. Piense cuando usted compra algo a través de Internet, llena una solicitud o arroja a la basura un recibo de pago de una compra que hizo con una tarjeta de crédito o débito. Aunque la manera más común para un delincuente es robar su cartera o su bolsa o la correspondencia que deja tirada el cartero en su puerta, también pueden sustraer información personal de las siguientes maneras:

  • Robar correo y obtener información de su tarjeta de crédito o estados de cuenta bancaria.
  • Obtener información personal que usted coloca o transmite en el Internet.
  • Robar información de oficinas o empresas ingresando ilegalmente al sistema de computadoras (“hacking”) o sustrayendo o copiando archivos.
  • Revisar la basura.
  • Hacerse pasar por alguien que requiera información personal (por ejemplo, representante de banco, compañía de tarjetas de crédito).

Una vez que alguien advierte que su identidad ha sido robada debe comenzar el proceso de recuperarla, denunciando el delito y rectificando los efectos. Desafortunadamente, cuando una víctima está tratando de reestablecer su buen crédito, como resultado de su identidad previamente robada puede serle negado crédito o la adquisición de un seguro, serle embargada alguna propiedad personal e incluso ser detenido erróneamente.

Dependiendo de la seriedad del robo, desgraciadamente en México esto puede llevar mucho tiempo, tramites y dinero lograr la rectificación de la situación.

Cómo proteger su identidad

¿Cómo puede prevenir algo que no estará seguro de cómo ocurre? La mejor manera de prevenir el robo de identidad es pensar acerca del cómo un delincuente potencial podría hacer para obtener o acceder a la información sobre usted. No obstante que hay varios pasos específicos que puede tomar para proteger su identidad, puede incrementar la seguridad empleando el sentido común. Primero, no proporcione su información personal, particularmente su dirección o números de tarjetas de crédito débito, a nadie que estrictamente no necesite saberlo. Segundo, lleve con usted la menor cantidad de identificaciones que le sea posible Tercero, asegure la información que lleve con usted para evitar su extravió o el robo.

Algunos pasos específicos adicionales que puede tomar también incluyen: 

Obtenga sus estados de cuenta

Una forma de evitar el robo de datos personales es evitando que lleguen a su domicilio los tradicionales estados de cuenta por escrito, los enviados a su correo electrónico cuentan con la misma validez que los enviados por servicio postal o mensajería, si usted tiene menos de 40 años esto le parecerá irrelevante, sin embargo, el robo de identidad tiene su mayor incidencia en personas de la tercera edad, quienes, por como conocieron el sistema bancario, pueden preferir los estados de cuenta impresos, por encima de los enviados por correo electrónico.

Una vez que usted cuente con su estado de cuenta en su correo electrónico consúltelo detalladamente, revise los cargos que se le están realizando, ya sea que se trate de su estado de cuenta bancario, ahorros, tarjeta de crédito o débito, crédito hipotecario o de automóvil, consumo de electricidad o agua o cualquier otro servicio que usted haya contratado, revíselo y ante cualquier duda llame a su banco o su proveedor de servicio para pedir la aclaración correspondiente en caso que se trate de un cargo no reconocido, también hágalo de inmediato para evitar que le sigan realizando cargos y en caso de que la respuesta del banco o del proveedor de servicio no le sea satisfactoria, puede denunciar en caso de los bancos a la Condusef (comisión nacional para la protección y defensa de los usuarios de servicios financieros) al teléfono 01 800 999 80 80 o directamente en su página de internet http://www.condusef.gob.mx/

En el caso de los proveedores de servicio la denuncia deberá usted realizarla ante la Profeco (procuraduría federal del consumidor) al número telefónico 01800 468 8722 o en su sitio de internet, http://www.profeco.gob.mx .

En el caso que usted sea víctima de robo de identidad primeramente acuda al Ifai, (Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales), al teléfono 01 800 835 4324 o en su página de internet ifai.org.mx.

Ponga todo bajo llave Particularmente si tiene compañeros de habitación que vivan con usted o si utiliza servicios de personal doméstico externo, debe considerar tener un cajón con llave o caja fuerte donde se encuentren seguros sus documentos con sus datos personales.

Destruya la documentación. Puede usted comprar una trituradora o hacerlo a mano, no simplemente tire a la basura sus solicitudes de transacciones, recibos o estados de cuenta de tarjetas de crédito, de hace más de tres años.

Prefiera los estados de cuenta y notificaciones vía correo electrónico.

Salga de su casa sin tarjetas de ahorro, chequeras o de crédito.

Si no tiene planeado específicamente usar su tarjeta de crédito, de ahorro o chequera, déjela en su casa en un lugar seguro.

Establezca nuevas contraseñas (passwords). Aunque pueda ser más sencillo utilizar la misma contraseña para cada cuenta, esto simplemente le hace un blanco más fácil para el robo de identidad, particularmente a través de Internet.

Evite contraseñas obvias, como el nombre de su cónyuge, nombres de niños y fecha de nacimiento. Haga contraseñas “sin sentido” (es decir, una mezcla de números, símbolos y letras sin significado, otra recomendación es la de borrar su historial de navegación antes de apagar su computadora personal.

Responda inteligentemente. No proporcione ningún tipo de información personal por teléfono, evite responder llamadas donde le ofrecen servicios que usted no solicito previamente o donde le ofrecen grandes oportunidades para obtener créditos, seguros o premios, NO CONTESTE LLAMADAS DE NUMEROS QUE USTED NO RECONOZCA.

Y no lo olvide No Gaste Más de lo que Gana.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE