lunes, enero 25, 2021
Con alguna dificultad para dormir, 37% de mexicanos

Los problemas del sueño pueden provocar daños cardiovasculares, neurológicos y renales, así como estrés, inflamación, obesidad e hipertensión.

Para prevenir trastornos del sueño es necesario tener una dieta baja en grasa, practicar ejercicio y evitar fumar.

Dos de cada 10 mexicanos de 20 a 40 años duermen menos de siete horas y 37 por ciento de la población tiene alguna dificultad para dormir, detalló el especialista Rafael Santana Miranda, para la Universidad Autónoma del Estado de México.

El experto explicó que los problemas del sueño pueden provocar daños cardiovasculares, neurológicos y renales, así como estrés, inflamación, obesidad e hipertensión. Para prevenir trastornos del sueño, dijo, es necesario tener una dieta baja en grasa, practicar ejercicio y evitar fumar.

A través de las redes sociales del Centro Universitario UAEM Valle de México, indicó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, poco más de 30 por ciento de los hombres y 20 por ciento de las mujeres de 20 a 40 años duermen menos de siete horas al día.

El responsable de la Clínica de Trastornos del Sueño e investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México refirió que 14.3 por ciento de los varones y más de 20 por ciento de las mujeres tienen insomnio, mientras que los ronquidos prevalecen entre la mitad de la población.

Precisó que las horas de sueño recomendadas dependen de la edad. En los adultos lo ideal es de siete a nueve, mientras que en un joven en edad escolar, de nueve a 11 horas, y en los adolescentes, de ocho a 10.

Explicó que el sueño tiene varias etapas. Hay dos grandes grupos. Por un lado, está el sueño REM, que se caracteriza por el movimiento ocular rápido y que es muy importante, ya que se asocia con la síntesis de proteínas y los procesos cognitivos como concentración, memoria y aprendizaje.

El otro grupo es el sueño donde no existen movimientos oculares rápidos, que se conoce como sueño no REM y se subdivide en el sueño ligero y el sueño de ondas lentas o profundo, en el cual se libera la hormona de crecimiento.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: