domingo, septiembre 25, 2022
Conmemoran en el Congreso el Día Internacional de los Pueblos Indígenas

El Estado de México cuenta con 417 mil hablantes de alguna lengua originaria.

Detrás de las grandes cifras de la desigualdad, la marginación y la pobreza se encuentran personas integrantes de las comunidades más desprotegidas, que en México son personas de los pueblos originarios, sostuvo el diputado Abraham Saroné Campos (Morena), al encabezar la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas en el Congreso mexiquense.

Ante personas de los cinco pueblos originarios de la entidad, Mazahua, Otomí, Nahua, Tlahuica y Matlatzinca, así como migrantes de otras entidades, el también presidente de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, quien reconoció a las mujeres de estas etnias por ponerse a la cabeza en la defensa de sus derechos tierras, cultura, tradiciones y lenguas, apuntó que en el Estado de México 417 mil 603 habitantes de tres años o más son hablantes de una lengua originaria.

Recordó que la ONU, que decretó esta conmemoración en 1995, busca el respaldo de los gobiernos y sociedades para juntos solucionar problemas de estas comunidades como derechos humanos, medio ambiente, desarrollo, educación y salud, entre otros, y que la Agenda 2030 en su cuarto objetivo insta a asegurar el acceso igualitario a todos los niveles educativos de los pueblos nativos, las personas con discapacidad y los grupos vulnerables.

Expuso que, a nivel global, las personas de pueblos nativos tienen menos acceso a un trabajo digno, pues 47% de las que trabajan no tienen educación, 86% de los que trabajan lo hacen en la economía informal y tienen tres veces más posibilidades de encontrarse en situación de pobreza extrema que el resto de los grupos de población, mientras que en México la deserción escolar y el rezago educativo atacan más a este sector.

Las diputadas Yesica Yanet Rojas Hernández, secretaria de la Comisión legislativa de Derechos Humanos, y Mónica Álvarez Nemer (Morena), llamaron al trabajo coordinado de los poderes públicos y los tres niveles de gobierno en favor de estos pueblos, y concretar una gran alianza entre el Congreso estatal y los pueblos indígenas de la entidad para que estos puedan exponer sus demandas y requerimientos.

A su vez, Yesica Rojas destacó que esta Legislatura está comprometida con el empoderamiento de las voces indígenas, en tanto que Mónica Álvarez ofreció un Congreso de puertas abiertas a las comunidades originarias para garantizar el reconocimiento y ejercicio de sus derechos.

En nombre del Colectivo Intercultural de Pueblos Indígenas del Estado de México, Ausencio Valencia Largo recordó que raíz del levantamiento zapatista de 1994 en Chiapas, se han logrado avances importantes en la legislación nacional y estatal, como el reconocimiento de estos pueblos y sus derechos, de municipios con presencia indígena, la representación de las comunidades en los cabildos y la creación de las direcciones de asuntos indígenas en los ayuntamientos, aunque denunció que en muchos casos estos avances se han quedado en letra muerta, pues en la práctica no se han respetado. Por esto solicitó al Congreso legislar para establecer sanciones por el incumplimiento de estas obligaciones.

La presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas del municipio de Toluca, María Amalia Peralta Rodríguez, resaltó que esta fecha sirve para visibilizar sus demandas, además de convocar a hacer realidad el principio del presidente de México de ver por los pobres primero, pues son precisamente integrantes de estas comunidades.  Por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, Miriam Olivares Aguilar refrendó el compromiso de acompañar y apoyar las iniciativas legislativas emanadas de las etnias para garantizar sus derechos.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: