En un partido de izquierda, la tendencia a organizarse en facciones es hasta cierto punto natural, pero indebida: Gutiérrez Cureño.

Luego de varios meses de confrontación pública, entre las titulares del Comité Ejecutivo Nacional, Yeidckol Polevnsky, y del Consejo Nacional, Bertha Luján, Morena acordó el método de elección a la dirigencia del partido y convocará la sesión extraordinaria de su Congreso Nacional para el próximo 30 de noviembre.

En este sentido, José Luis Gutiérrez Cureño, militante de Morena y ex presidente municipal de Ecatepec por el PRD, consideró que en un partido de la izquierda mexicana que logra el gobierno de la República, la disputa es más intensa y hay más intereses, por tanto “esa tendencia a organizarse en facciones es hasta cierto punto natural pero indebida, porque tiene que ver con las limitaciones de los propios dirigentes, es decir se debe entender que debemos institucionalizarnos como partido para darle estabilidad al país”.

No obstante, dijo que el hecho de que tanto Polevnsky como Luján hayan llegado a acuerdos habla de cordura y congruencia, acorde a lo que la militancia espera de un partido unificado que siga impulsando al cuarta transformación “y no unas facciones que no se ponían de acuerdo”.

En entrevista con Eduardo Alonso en La Sociedad, Gutiérrez Cureño explicó que en el caso del estado de México las disputas tienen que ver con dos grupos muy visibles, “los puros y los impuros”, pero también hay militantes libres “y es aquí donde Morena debe resolver el paradigma, es decir, seguir la ruta de estas facciones o bien crear una tendencia en donde predomine la militancia libre, colectiva y organizada, con base en ello tendremos la posibilidad de encabezar elecciones para gobernador, conservar las alcaldías y sacar al PRI del gobierno”.

¿Ésta sería la última administración priísta?

-Estoy convencido de que los electores mexiquenses ya no aguantan más un gobierno estatal encabezado por el PRI, ni siquiera es un problema con Alfredo del Mazo, sino con el sistema priista que está haciendo agua por todos lados, su base social se corre hacia Morena; el PRI dejó de existir en el estado de México y el gobierno estatal vive horas extras, después de un resultado muy polémico con el que ganó la elección y el siguiente (gobierno) o es encabezado por Morena y coalición que lo apoyen o bien por el PAN y coaliciones que lo apoyen.

No obstante, reconoció que los grupos enquistados en Morena no sólo piensan en sustituir al Partido Revolucionario Institucional, “sino en convivir con el PRI y esa convivencia incluye la posibilidad de que siga al frente, en tanto, los grupos independientes están convencidos de que la opción de Morena es la total independencia, porque solo así se evita la convivencia con el PRI”.

En tanto, hace unos días, la dirigente del partido Yeidckol Polevnsky, dijo que se pedirá prórroga al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para reponer el proceso interno y al Instituto Nacional Electoral (INE) para actualizar el padrón, por lo que la elección de la nueva dirigencia podría ser hasta mediados del 2020.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE