miércoles, febrero 24, 2021
COVID19 tras las rejas

Se registran al menos 974 casos positivos de Covid-19 en cárceles mexiquenses.

Por Gabriela Landetta

De los 174 mil 978 casos positivos de Covid-19 acumulados en el estado de México hasta el pasado 17 de enero, al menos 974 ocurrieron en centros penitenciarios de la entidad, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de versiones periodísticas. Esa cifra representa apenas el 3.2 por ciento del total de Personas Privadas de su Libertad (PPL) que hay en la entidad, y que suman 30 mil 420, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

El reporte de la CNDH que considera el periodo comprendido entre el 4 de mayo de 2020 y el 17 de enero del año en curso da cuenta de 924 casos, mientras que notas periodísticas referidas por el Observatorio de Prisiones señalan que del 6 al 19 de abril se reportaron otros 50 casos entre las Personas Privadas de su Libertad, por lo que en total sumarían 974 víctimas de la pandemia en las cárceles mexiquenses.

El número total de PPL en el país que enfermó de Covid-19, según datos de la Comisión, asciende a 3 mil 011 y 245 fallecimientos en el lapso mencionado.

Por su parte, la organización civil AsíLegal reporta hasta el pasado 21 de enero, un total de 4 mil 097 contagios en los centros penitenciarios del país, de los cuales 3 mil 619 corresponden a PPL y 478 a custodios y/o personal penitenciario. Señala además el deceso de 276 PPL y de 70 custodios y/o personal penitenciario.

La Secretaría de Seguridad del gobierno mexiquense reportó a través de un comunicado que hasta finales de mayo se habían registrado 16 decesos en el sistema penitenciario estatal: 10 custodios, un abogado, un médico y cuatro PPL, de los cuales dos pertenecían al centro penitenciario de Ecatepec, uno al de Lerma, y otro más al de Santiaguito.

LOS OTROS DATOS

Sin embargo, AsíLegal refiere que hasta el pasado 21 de enero se contabilizaron 33 defunciones en las cárceles mexiquenses: nueve de Personas Privadas de su Libertad y 24 de personal penitenciario.

En tanto, la organización civil Documenta, “que trabaja a favor de reformas estructurales para el sistema penitenciario en México”, revela que “las autoridades penitenciarias y corresponsables no han brindado información certera sobre la situación de las prisiones, ni información pública clara y suficiente sobre el número de contagios y muertes a causa del nuevo virus, las medidas de prevención aplicadas los protocolos de actuación en caso de contagios o información sobre si se brindará atención médica a las Personas Privadas de la Libertad”.

En su investigación denominada Covid-19 y Sistema Penitenciario: https://observatorio-de-prisiones.documenta.org.mx/archivos/4949 menciona que si bien, a nivel federal existe un protocolo de actuación para atender casos de la pandemia en los centros federales de reinserción social, éste no es suficiente, por lo que las Personas Privadas de su Libertad son las que se encuentran en mayor riesgo en esta emergencia sanitaria.

El plan, señala Documenta, “únicamente contempla el aislamiento en caso de contagio y gravedad, y hace mención de traslados a hospitales para recibir atención médica, sin presentar las acciones concretas y detalladas al respecto”. Es por ello que esta organización de la sociedad civil realiza un monitoreo para identificar las medidas de prevención que, en lo referente al covid-19, se implementan en las prisiones del país.

Al respecto, la Secretaría de Seguridad reportó en su momento que para atender casos de la pandema entre las PPL se habilitó el centro penitenciario Neza-Norte como hospital covid, con una capacidad de 200 camas. Según datos de la dependencia, en mayo se habían atendio 38 casos, de los cuales 22 eran del centro penitenciario de Cuautitlán, 10 de Lerma y seis de Ixtlahuaca.

Sin embargo, la organización Documenta realiza seguimiento sobre las acciones que llevan a cabo las autoridades penitenciarias “en caso de contagios y si se está brindando información certera y útil tanto a las personas privadas de la libertad como a sus familiares.” No obstante, al no cumplirse esto último, Documenta brinda asesoría jurídica a estas personas desde que inició la contingencia sanitaria, además de brindarles el apoyo necesario.

Así, esta organización revela cuáles son las principales preocupaciones que tienen familiares de las PPL con respecto a su salud, entre ellas: que estén en aislamiento, que tienen otros padecimientos que no han sido bien atendidos, brotes de hepatitis u otras enfermedades en los centros, la falta de medicamento y malos tratos por parte del personal.

Otras preocupaciones generales que tienen sobre las condiciones de las PPL son: “que se presente un motín en el penal, que la violencia que hay dentro del centro penitenciario ponga en riesgo la vida de las personas privadas de la libertad; temor a que se presenten casos de coronavirus dentro del centro penitenciario y que su familiar se contagie; dudas e incertidumbre sobre si los centros penitenciarios están preparados para atender la contingencia.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

PUBLICACIONES RECIENTES

A %d blogueros les gusta esto: