Según INEGI, los municipios peor calificados son: Atizapán, Toluca, Naucalpan, Cuautitlán y Tlalnepantla.

Verificar el estado físico y garantizar el adecuado funcionamiento de calles, puentes y pasos a desnivel que se encuentren bajo sus respectivas jurisdicciones, es el exhorto emitido por la 60 Legislatura del Estado de México a la Secretaría de Comunicaciones del Gobierno del Estado de México y a los 125 ayuntamientos mexiquenses, a propuesta de la diputada Brenda Escamilla Sámano, en nombre del Grupo Parlamentario del PAN.

El punto de acuerdo aprobado por unanimidad en sesión del Tercer Periodo Ordinario, solicita que, derivado de esta verificación, se rehabilite y se dé mantenimiento a las vías locales a cargo de los municipios y a los más de 4 mil 326.67 kilómetros de infraestructura vial primaria libre de peaje.

Al dar lectura ante el Pleno a su propuesta, la legisladora aseguró que es necesario garantizar la seguridad de los mexiquenses y su derecho a la movilidad; “brindar un mantenimiento adecuado a las vías municipales y estatales abonaría a una mejor calidad de vida de los mexiquenses”, añadió.

Indicó que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI, en el segundo trimestre de 2019 los municipios mexiquenses peor calificados resultaron ser Atizapán, Toluca, Naucalpan, Cuautitlán y Tlalnepantla, en lo que a presencia de baches en calles y avenidas se refiere.

Reconoció que la movilidad sigue siendo una gran preocupación para la Legislatura, ya que el estado que guardan las vialidades afecta el patrimonio de los mexiquenses y su economía, y es un factor que influye en los tiempos de traslado en forma negativa.

Recordó que en el Presupuesto de Egresos 2019, entre lo asignado a la Junta de Caminos y al Fondo Estatal de Fortalecimiento Municipal, se dispone de más de 5 mil millones de pesos para el mantenimiento vial.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD