Senadores, diputados locales o federales y miembros de un partido político puedan aspirar a convertirse en el titular del OSFEM.

La Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM) aprobó que senadores, diputados locales o federales y miembros de un partido político puedan aspirar a convertirse en auditor superior de fiscalización y que a quien ocupe el cargo se le prohíba, al igual que a los auditores especiales, ser dirigentes de partidos políticos durante sus funciones.

En reunión de la Comisión, presidida por el legislador Tanech Sánchez Ángeles (morena), la propuesta presentada por Mariana Uribe Bernal en nombre del Grupo Parlamentario de morena fue respaldada por sus compañeros de bancada, del PT y PES al considerar que no se incurre en violaciones a otros ordenamientos superiores y se garantizan los derechos consagrados en las constituciones federal y local.

Igualmente Tanech Sánchez y Faustino de la Cruz Pérez, quien asistió a la reunión como diputado asociado, así como la coordinadora parlamentaria del PES, Julieta Villalpando Riquelme, subrayaron que abrir la posibilidad a diputados o a quienes hayan sido miembros de un partido político para que sean aspirantes a auditor superior es contar con más opciones de profesionistas preparados para ocupar el cargo.

En contraparte, en nombre de los grupos parlamentarios del PRI, PAN y PRD, que votaron en contra, las legisladoras Iveth Bernal Casique, Karla Fiesco García y Araceli Casasola Salazar, respectivamente, consideraron que la propuesta significa dar un paso atrás, ya que, puntualizaron, parece que se quiere acomodar la convocatoria para una persona en particular y se afectaría la objetividad y parcialidad del titular del OSFEM, además de que iría en contrasentido de los ordenamientos federales en materia de fiscalización.

En presencia de los coordinadores parlamentarios de morena y del PRI, Maurilio Hernández González y Miguel Sámano Peralta, presidente y vicepresidente de la Junta de Coordinación Política, correspondientemente, los integrantes de la Comisión también aprobaron por mayoría de votos la propuesta del diputado Gerardo Ulloa Pérez (morena) para que la experiencia de mínimo cinco años en áreas como transparencia o rendición de cuentas pueda ser igualmente considerada como requisito para el cargo de auditor superior.

En la discusión del dictamen, el legislador Tanech Sánchez estimó necesario que la posibilidad de participar en el proceso para elegir auditor superior se abra a todos los mexiquenses preparados y con formación en contraloría interna, fiscalización y auditorías, además puntualizó que se buscará que sea un proceso transparente e imparcial.

Subrayó que una serie de requisitos que limitan a un sector en particular no garantiza que exista imparcialidad, y que se deberían enfocar los esfuerzos a encontrar un perfil capacitado y preparado, que incluso haya demostrado, en el caso de desempeñarse como legislador, ser una persona transparente en su actuar y que no violente ningún principio, y adelantó que la convocatoria para los aspirantes a auditor superior podría emitirse los primeros días de enero del próximo año.

También de morena, el diputado Faustino de la Cruz cuestionó qué han ganado los mexiquenses con las “supuestas autonomías” del OSFEM y cuánto dinero del erario público se ha resarcido, ya que, reprochó, no hay eficacia ni transparencia en el uso de recursos pero sí permiso para la impunidad, por lo que dijo estar a favor de la competencia y participación de hombres y mujeres profesionales para cimentar un nuevo entramado que reoriente la vida pública del gobierno.

La diputada Karla Fiesco comentó que en el PAN alarma la propuesta porque se podría considerar como un arma para la contienda política y un ejercicio de simulación, además de que, subrayó, parece que la intención es ajustar el puesto para algún integrante de un partido político, con lo cual se estaría violentando al OSFEM y su actuación, y dijo que es necesario que la norma se siga manteniendo como hasta ahora para garantizar objetividad, independencia y legitimidad en la vigilancia de los recursos públicos.

La legisladora Araceli Casasola, del PRD, lamentó que la diputada proponente no estuviera presente en el análisis de la iniciativa, ya que le hubiera gustado conocer las razones para eliminar los requisitos actuales para ser auditor superior; mencionó que pareciera que se está pensando ya en el nombre del próximo titular del OSFEM; se dijo sorprendida por la rapidez del dictamen y recalcó que se están violando los principios de objetividad e imparcialidad.

El dictamen aprobado especifica que el aspirante a ser auditor superior no deberá haber sido, durante los tres años anteriores a su designación, titular de dependencias u organismos auxiliares del Poder Ejecutivo del estado, magistrado, juez, presidente municipal, integrante de tribunales administrativos, organismos autónomos estatales o dirigente de partido político alguno, con lo que se excluye de este apartado a senadores, diputados locales y federales y miembros de partidos políticos.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE