miércoles, junio 29, 2022
ECONOMÍA Y ACCIONES CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Un modelo diferente de percibir el uso de los recursos naturales en defensa de la economía y calidad de vida del género humano son urgentes y las acciones para lograrlo con el tiempo dejaran de ser optativas para ser obligatorias.

Por Claudio Jaime Batlle

El Banco Mundial dio a conocer que, durante décadas los mercados de carbono1 han sido considerados como parte de la solución al cambio climático. En su mayoría han sido gestionados por el sector privado, pero esto cambiará pronto ya que más de dos tercio de los países planean usar los mercados de carbono para cumplir con sus contribuciones determinadas a nivel nacional, estipuladas en el Acuerdo de París.

Como ejemplo de lo anterior, El Banco Mundial cita como ejemplos a países como Chile, Ghana, Jordania, Singapur y Vanuatu los cuales se encuentran desarrollando infraestructura digital de última generación para respaldar su participación en los mercados internacionales de carbono.

Estas soluciones digitales innovadoras están evolucionando rápidamente a medida que el nuevo mercado internacional del carbono se acerca a la realidad. Los delegados en la reunión mundial sobre el cambio climático de 2021, COP26 en Glasgow, aprobaron la normatividad del Acuerdo de París que rige los mercados mundiales de carbono.

La aprobación impulsó un mercado en el que los países pueden comprar y vender créditos de carbono generados por la reducción o eliminación de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la atmósfera. Lo anterior, refiere el Banco Mundial, como consecuencia de la transición de los combustibles fósiles a las energías renovables o del aumento o la conservación de las reservas de carbono en ecosistemas tales como los bosques.

 La reducción de las emisiones de GEI se torna urgente a medida que los países de todo el mundo experimentan los impactos cada vez más intensos del cambio climático.

“El ritmo de la descarbonización y la adaptación debe acelerarse y los mercados de carbono brindan una opción para compensar los costos de dejar de utilizar los combustibles fósiles y avanzar hacia una transición económica verde”, refirió Monali Ranade, especialista sénior en Energía del Banco Mundial.

Banco Mundial estima que el comercio de créditos de carbono podría disminuir el costo de implementación de las CDN en más de la mitad, es decir en hasta USD 250 000 millones para el año 2030.

Asimismo, que con el tiempo se espera que los mercados de carbono se vuelvan redundantes a medida que los países logren la meta de cero emisiones netas y la necesidad del comercio de emisiones disminuya.

El Banco Mundial reitera que tal y como refiere el Artículo 6o del Acuerdo de París, los países podrán cooperar de diferentes maneras para lograr sus objetivos climáticos, haciendo notar que la clave para reducir con éxito las emisiones mundiales de Gases de Efecto Invernadero mediante los mercados de carbono puede ser una infraestructura digital que mantenga seguros los datos verificados y garantice que las reducciones se contabilizan y monitorean con precisión.

Esta infraestructura digital incluye sistemas de medición, notificación y verificación (MNV) con datos de emisiones y reducción de emisiones de GEI vinculados a los registros nacionales o internacionales. Las tecnologías nuevas y de rápida evolución, como la cadena de bloques, pueden ayudar aún más a garantizar la transparencia y que los créditos de carbono solo puedan ser reclamados por un país: ya sea el país que evitó o eliminó las emisiones de GEI, o el país que las compró en forma de créditos de carbono para diferentes usos.

1 Los mercados de carbono se basan en la venta o adquisición de los denominados bonos de carbono o certificados de reducción de emisión de GEI. Estos bonos son documentos que capacitan a su dueño para emitir una determinada cantidad de CO2 y GEI. 

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: