domingo, enero 24, 2021
Edoméx contratará deuda

El Edoméx planea endeudamiento de hasta 13, 500 millones de pesos a pagar en 25 años.

Para el ejercicio fiscal 2021, El gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo, solicitó a la legislatura local le sea concedida la contratación de deuda neta hasta de un monto de 13, 500 millones de pesos, conforme a la Ley de Ingresos del Estado de México.

El documento plantea autorizar al mandatario por conducto de la Secretaría de Finanzas, a llevar a cabo la contratación de pasivos por la cantidad señalada, con un plazo de financiamiento hasta de 25 años.

El monto, según el proyecto, será destinado exclusivamente a inversión pública productiva, en los rubros de agua, obra pública, comunicaciones, salud, cultura, justicia, desarrollo social, educación, seguridad, vivienda y desarrollo agropecuario.

Además, podrá contratarse con la banca múltiple y con la Banca de Desarrollo Nacional a través de la emisión de valores y la colocación de éstos mediante el mercado bursátil con obligaciones de pago a cargo del Estado por plazos menores o mayores a un año para mitigar los riegos de tasa de interés.

De igual manera, el Ejecutivo deberá turnar a la Legislatura un informe trimestral sobre los lagos, el porcentaje que representa el monto de la emisión y colocación de valores que estén destinados a circular en el mercado de valores durante el periodo correspondiente.

Además de pedir prestada la cantidad mencionada, está pidiendo que se le autorice para refinanciar la deuda por el monto que se le plazca a través de deuda pública, prestación de servicios, a través de los mencionados programas multianuales, todos los pasivos que tiene a reestructurarlos, a manejarlos, a moverlos en el banco, Incluso reinvertirlos si es necesario, sin que se sume al monto que se está planteando en la solicitud.

De aprobarse sus términos, la deuda contratada podrá gastarse durante los ejercicios fiscales 2021 y 2022 y ser pagados hasta dentro de 25 años.

Esta la segunda petición monetaria después de la del año pasado que fue de casi 16 millones, pero su petición no fue aprobada completamente.

Aunque, en el transcurso de tres años, Del Mazo Maza ha sido autorizado para contratar el mayor monto de deuda pública de los últimos sexenios, los permisos, a estas alturas, y sin contar la petición que esta realizando, ya ascienden a 20,100 millones de pesos, lo que prácticamente significa la mitad de la deuda actual sin contar los recursos comprometidos para el pago de Proyecto de Prestación de Servicio y Asociaciones Público- Privadas, otro esquema que a final de cuentas se traduce en recursos públicos comprometidos que no se pueden utilizar sino para pagar los proyectos de Prestación de Servicios y las Asociaciones Público-Privadas, como son servicios y obras concesionadas a la iniciativa privada por los que el estado les paga una renta a cambio de que ellos realicen mantenimiento, la operación, etc.

Además, en julio del 2018, la Legislatura saliente le avaló la reestructuración de la deuda pública estatal hasta por un monto máximo de 43,769 millones de pesos, es decir, Del Mazo ya realizó una reestructuración casi por el total de la deuda.

Es importante recordar que, tan pronto como llegó a la gubernatura, el priista empezó a solicitar tres tipos con diversas justificaciones. El 16 de noviembre del 2017, con apenas un par de meses en el poder, la legislatura local le autorizó la contratación de pasivos por deuda con un valor de 2,800 millones de pesos, para afrontar las afectaciones de los sismos de septiembre de ese año.

Después de dos semanas, el 29 de noviembre, al aprobar la Ley de Ingresos del Estado de México del 2018, los diputados autorizaron al gobierno estatal una nueva deuda por al menos 6,400 millones de pesos. Esta cantidad se dividiría entre sector central y sector auxiliar, sumado a una cantidad a través de la cual el saldo de la deuda pública del gobierno del Estado al cierre del 2018, no exceda del 60% de la suma de participaciones. Ingresos propios y fondo de aportaciones para el fortalecimiento de las entidades federativas, es decir, la deuda pudo crecer hasta en un 60% de las participaciones generales, uno de los montos más importantes en ingresos.

Además, la ley de ingresos del 2019 autorizó al mandatario mexiquense la posibilidad de endeudarse hasta por 3,400 millones de pesos, distribuidos también entre el sector central y el auxiliar.

Para el ejercicio fiscal 2020 le fueron autorizados 6,000 millones de pesos en pasivos, y apenas unos 10 antes de salvar el paquete fiscal de ese año, los diputados le dieron permiso para contratar otra deuda por 1,500 millones de pesos, con el fin de usarla en las obras de interconexión de los aeropuertos de Santa Lucia, el Internacional de Toluca, el internacional de la Cd. De México, además de las obras complementarias.

Esto para rehabilitar y dar mantenimiento a 1,600 kilómetros de carreteras libres de peaje, sobre todo en el sur de la entidad y algunas en el valle de Toluca. Todavía los diputados deben decidir sobre dos de Asociaciones Público-Privadas relacionadas con la construcción y operación de dos penales.

Estas tres Asociaciones Público-Privadas, en conjunto, representan una erogación de 43,000 millones de pesos, más IVA y actualizaciones, por lo que, cuando el secretario de finanzas se presentó en la legislatura para exponer estos proyectos, admitió que, de estos 43,000 millones de pesos, 9,000 millones de pesos se inscribirían de manera automática en la deuda pública.

Para el 2020 el presupuesto completo en el proceso de prestación del servicio, contratados también en términos de la ley de protecciones y oportunidades del Estado de México y municipios, por un monto de 777, 629 millones de pesos que serán ejercidos a través del sector central, y 2,132 millones En entidades públicas.

En tanto, la propuesta de presupuesto para el 2021, además prevé asignar 4,047 millones para compromisos multianuales, como lo son las asociaciones público- privadas. Específicamente para el año próximo en AP y PPS se tienen previsto 837 millones de pesos para el sector central y 2254 millones para las entidades públicas.

A esto tenemos que agregar los pagos de servicio por deuda, que el próximo año llegarán a los 4,000 millones de pesos, otros gastos que se desprenden de la deuda pública y que no significan que estén tabulando el pago de la deuda, si no pagar por el servicio de deuda.

El año próximo la propuesta del paquete fiscal es de 307,000 millones de pesos, superior a la de este año. Pero de esa cantidad, 13,500 millones se obtendrían de la ya mencionada contratación de deuda.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: