jueves, julio 25, 2024
 EFEMÉRIDES 23 DE JUNIO

El 23 de junio de 1937 el Presidente Lázaro Cárdenas promulga el decreto por el que se nacionalizan los ferrocarriles.

El antecedente inmediato fue la huelga que estalló el 6 de Mayo de 1936 del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros de la República Mexicana por demandas económicas. En ese mismo día, la Junta Federal de la Conciliación y Arbitraje declaró inexistente el movimiento dando un plazo de 24 horas para que los ferrocarriles volvieran a sus labores. El presidente Cárdenas lanzó la idea de resolver drásticamente el problema y decretó la nacionalización de los ferrocarriles. Esta medida tenía como fin impulsar el desarrollo capitalista del país y consolidar el capitalismo de Estado.

En el año 2006, Harriet murió de un ataque al corazón a la increíble edad de 176 años. Harriet era una tortuga galápagos (Geochelone Nigra Porteri) que vivió desde alrededor de 1830 y era la tercera tortuga más vieja conocida por los científicos. Fue capturada por Charles Darwin en 1835 en el archipiélago de las Islas Galápagos en el Pacífico que eventualmente inspiró su teoría de la evolución. El quelonio falleció en su lugar de cautiverio en el zoológico de Australia, en Queensland.

El estadio de River Plate en Argentina fue el escenario en que el fallecieron 71 “hinchas” aplastados y asfixiados el 23 de junio de 1968 en lo que se denominó Tragedia de la Puerta 12. Las tragedia se produjo por el enojo del empate 0 – 0 entre Boca Juniors y River Plate. Todo sucedió cuando parte de la barra-brava del River salió antes del estadio y se dirigió hacia la puerta Nº 12, sector de ingreso y egreso de los visitantes, para cerrarla. Extasiados, los hinchas visitantes se retiraban en medio de cánticos, gritos y euforia que impidieron a los más retrasados escuchar los alaridos de los pioneros en emprender la retirada que se encontraban aprisionados entre el portón y los molinetes. En poco tiempo aquel aglutinamiento se convirtió en una montaña de gente aplastada y pisada. Fue así como el piso se tiñó rojo, un lago de sangre se escurría entre los pies de aquellos que buscaban, desesperadamente la dirección contraria.

Notas Relacionadas