lunes, diciembre 16, 2019

El 9 de agosto de 117 fallece el emperador romano Trajano. Fue el primer emperador nacido fuera de Italia (nació en el sur de España). Comenzó un impresionante programa de obras públicas construyendo puentes, puertos y acueductos que mejorarían la infraestructura de Roma y proporcionarían empleo a sus ciudadanos. Se lo conocía por ser muy generoso con la población de Roma, entregando dinero y granos de forma gratuita a los pobres de Roma. A su vez, Trajano creó un nuevo programa de bienestar social para los niños pobres, lo que provocó el elogio del estadista y autor Plinio el Joven.

En las letras, fallece en 1962 el novelista alemán Hermann Hesse. Fue galardonado con el premio Nobel en 1946. Autor de obras como “Siddhartha”, “El lobo estepario” o “Cuentos maravillosos”. De su prolífica obra, que incluye relatos, novelas y poemas, se han vendido más de 30 millones de copias, y han sido traducidas a más de 40 idiomas.

En 1976 fallece José María Andrés Fernando Lezama Lima, escritor cubano. Su principal obra es la novela “Paradiso” Dirigió numerosas revistas literarias, entre ellas Orígenes (1944-1956), publicación que dio nombre a un grupo de escritores que tuvo una enorme influencia en la vida cultural de Cuba.

En 1616 fallece en Holanda el pintor neerlandés Hieronymus Bosch, conocido como El Bosco. Con un estilo muy personal y surrealista sus obras influirán en pintores surrealistas del siglo XX como Salvador Dalí o Max Ernst. Entre sus obras más conocidas se encuentran “El jardín de las delicias” y “Las tentaciones de San Antonio”. Bosch rara vez firmaba sus trabajos y, con el correr de los años, la gran mayoría de sus obras se han extraviado. Lo poco que queda, sin embargo, demuestra que ha sido un Maestro holandés merecedor de elogios y consideración en el siglo XXI.

En 1945 Estados Unidos lanza la bomba atómica sobre Nagasaki, Japón, en busca de la rendición incondicional del país. La devastación causada en Hiroshima no fue suficiente para convencer al Consejo de Guerra japonés de aceptar la demanda de la Conferencia de Potsdam para la rendición incondicional. Los Estados Unidos habían planeado lanzar su segunda bomba atómica, apodada “Fat Man”, el 11 de agosto, pero el mal tiempo previsto para ese día adelantó la fecha para el 9 del mismo mes.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE

Publicaciones Recientes