martes, abril 13, 2021
El virus que enfermó al mundo: Un año de la declaración de pandemia

El 11 de marzo de 2020 la OMS declaró pandemia a la Covid-19 por la alarmante propagación y gravedad, los niveles de inacción, y el número países afectados por el virus.

El 11 de marzo, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a la Covid-19 como una pandemia global, el mundo ya estaba enfermo. Millones de establecimientos cerraron sus puertas, toda actividad humana (office house, clases virtuales, ventas, consultas médicas en líneas…) que funcionara en ese universo que es el ciberespacio puso a salvo a miles de personas.

Muchos otros no pudieron detenerse, unos más desoyeron los llamados para mantener la distancia, para lavarse las manos, para cambiar los hábitos, hubo quien creyó en teorías de conspiración, por lo que la ignorancia y en otros casos inconsiencia, llevó a una propagación mayor del virus, y como consecuencia, el número de casos y muertes aumentó exponencialmente.

La vida como se vivía cambió. No se sabe con certeza si para siempre y qué tanto.

Tampoco se sabe cuándo y dónde surgiría otro bicho letal. Lo único seguro es que Covid-19 no será la última pandemia.

Esta pandemia, dice Pascal Pick, constituye un test para todos los sistemas de salud y los sistemas de gobierno del mundo.

En tres décadas —agrega el autor de La nueva era de la humanidad—la población mundial estará totalmente urbanizada y otras pandemias pueden aparecer con consecuencias funestas para humanidad.

Es tiempo de que el Homo sapiens comprenda que es el huésped de una naturaleza donde dominan los microorganismos, las bacterias y los virus, que son los verdaderos expertos de la evolución, puntualiza el paleoantropólogo francés.

CRONOLOGÍA

A continuación una cronología desde el brote de la Covid-19, hasta la declaratoria de pandemia, tomada de la OMS:

31 de diciembre de 2019

La Comisión Municipal de Salud de Wuhan, en Hubei, China, notificó un conglomerado de casos de neumonía en la ciudad. Posteriormente se determina que están causados por un nuevo coronavirus.

1 de enero de 2020

La OMS estableció el correspondiente Equipo de Apoyo a la Gestión de Incidentes en los tres niveles de la Organización —la Sede, las sedes regionales y los países— y pone así a la Organización en estado de emergencia para abordar el brote.

4 de enero de 2020

La OMS informó en las redes sociales de la existencia de un conglomerado de casos de neumonía —sin fallecimientos— en Wuhan.

5 de enero de 2020

 

La OMS publicó su primera parte sobre brotes epidémicos relativo al nuevo virus, una publicación técnica de referencia para la comunidad mundial de investigación y salud pública y los medios de comunicación. El parte contiene una evaluación del riesgo y una serie de recomendaciones, así como la información proporcionada por China a la Organización sobre la situación de los pacientes y la respuesta de salud pública ante el conglomerado de casos de neumonía de Wuhan.

10 de enero de 2020

La OMS publicó en línea un amplio conjunto de orientaciones técnicas con recomendaciones para todos los países sobre el modo de detectar casos, realizar pruebas de laboratorio y gestionar los posibles casos. Las orientaciones se basan en los conocimientos sobre el virus que existen en ese momento. Las orientaciones se remiten a los directores regionales de la OMS para emergencias a fin de que las distribuyan entre los representantes de la OMS en los países.

Tomando como base la experiencia con el SARS y el MERS, así como las vías de transmisión conocidas de los virus respiratorios, se publican orientaciones sobre la prevención y el control de infecciones destinadas a proteger a los profesionales sanitarios, en las que se recomienda adoptar precauciones contra la transmisión por gotículas y por contacto al atender a los pacientes, así como precauciones contra la transmisión aérea en las intervenciones asociadas a la generación de aerosoles.

12 de enero de 2020

China hizo pública la secuencia genética del virus causante de la COVID-19.

13 de enero de 2020

Se confirmó oficialmente un caso de COVID-19 en Tailandia, el primero registrado fuera de China.

14 de enero de 2020

La responsable técnica de la OMS para la respuesta señaló en una conferencia de prensa que se ha producido una transmisión limitada del coronavirus entre seres humanos (en los 41 casos confirmados), fundamentalmente a través de familiares, y que existe el riesgo de un posible brote más amplio. La responsable técnica observa que una transmisión entre seres humanos no sería sorprendente dada la experiencia con los patógenos causantes del SARS, el MERS y otras enfermedades respiratorias.

20-21 de enero 2020

Expertos de la oficina de la OMS en China y de la Oficina Regional para el Pacífico Occidental efectuaron una breve visita sobre el terreno a Wuhan.

22 de enero de 2020

La misión de la OMS a China emitió una declaración en la que se afirma que se ha demostrado la transmisión entre seres humanos en Wuhan, si bien se necesitan más investigaciones para comprender plenamente la magnitud de esta transmisión.

22- 23 de enero de 2020

El Director General convocó un Comité de Emergencias según lo previsto en el Reglamento Sanitario Internacional (RSI 2005) para evaluar si el brote constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional. Los miembros independientes de dicho Comité, procedentes de distintas partes del mundo, no logran alcanzar un consenso a partir de los datos conocidos en ese momento, y piden que se los convoque de nuevo en un plazo de 10 días una vez que reciban más información.

28 de enero de 2020

Una delegación de alto nivel de la OMS encabezada por el Director General viajó a Beijing para reunirse con los dirigentes de China, conocer mejor la respuesta de ese país, y ofrecer la asistencia técnica que pueda ser necesaria.

Durante su estancia en Beijing, se acordó con los dirigentes del Gobierno chino que un equipo internacional de destacados científicos se desplace en misión a China para comprender mejor el contexto y la respuesta general e intercambiar información y experiencias.

30 de enero de 2020

El Director General de la OMS convocó de nuevo el Comité de Emergencias, antes de los 10 días de plazo y sólo dos días después de notificarse los primeros casos de transmisión limitada del coronavirus entre seres humanos fuera de China. En esta ocasión el Comité de Emergencias llega a un consenso y recomienda al Director General que el brote constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII). El Director General aceptó la recomendación y declara que el brote por el nuevo coronavirus (2019-nCov) constituye una ESPII. Fue la sexta vez que la OMS declara una ESPII desde la entrada en vigor del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) en 2005.

El informe de situación de la OMS del 30 de enero señaló la existencia de un total de 7818 casos confirmados en todo el mundo, la mayoría de ellos en China y 82 en otros 18 países. La OMS evalúa el riesgo en China como muy alto y el riesgo mundial como alto.

3 de febrero de 2020

La OMS publicó el Plan Estratégico de Preparación y Respuesta de la comunidad internacional para ayudar a los Estados con sistemas de salud más frágiles a protegerse.

11-12 de febrero de 2020

La OMS convocó un foro de investigación e innovación sobre la COVID-19, al que asisten más de 400 expertos y entidades de financiación de todo el mundo. En el foro intervienen George Gao, Director General del Centro de Control de Enfermedades de China, y Zunyou Wu, Epidemiólogo Jefe de dicho organismo.

16-24 de febrero de 2020

La misión conjunta OMS-China, en la que participan expertos de Alemania, el Canadá, los Estados Unidos (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Institutos Nacionales de la Salud), el Japón, Nigeria, la República de Corea, Rusia y Singapur, permaneció un tiempo en Beijing y también viajó a Wuhan y a otras dos ciudades. Sus miembros hablan con funcionarios de salud, científicos y personal de salud de los establecimientos sanitarios (manteniendo el distanciamiento físico necesario). El informe de la misión conjunta (en inglés) puede consultarse aquí: https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/who-china-joint-mission-on-covid-19-final-report.pdf

 

11 de marzo de 2020

Profundamente preocupada por los alarmantes niveles de propagación y gravedad y por los alarmantes niveles de inacción, la OMS llegó a la conclusión en su evaluación de que la COVID-19 podía considerarse una pandemia.

En su alocución durante la rueda de prensa sobre la COVID-19, el Director General destacó que la OMS había estado aplicando su máximo nivel de respuesta desde que se notificaron los primeros casos y hace cada día «un llamado a los países para que adopten medidas urgentes y agresivas».

Reconociendo que la COVID-19 no es sólo una crisis de salud pública, sino que afectará a todos los sectores, reitera el llamado de la OMS —enunciado desde el primer momento— para que los países adoptaran un enfoque pangubernamental y pansocial, en torno a una estrategia integral dirigida a prevenir las infecciones, salvar vidas y reducir al mínimo las consecuencias de la pandemia.

«No podemos decir esto lo bastante alto, ni lo bastante claro, ni lo bastante a menudo», al tiempo que hace hincapié en que «todos los países están a tiempo de cambiar el curso de esta pandemia» si se dedican a «detectar, realizar pruebas, tratar, aislar y rastrear, y movilizan a su población en la respuesta», resaltó en su declaratoria, y destacó que

«el reto al que se enfrentan muchos países que en estos momentos se encuentran con grandes grupos de casos o con situaciones de transmisión comunitaria no es si pueden hacer lo mismo, sino si lo harán».

La covid-19, había enfermado al mundo.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: