viernes, febrero 21, 2020

Ante la falta de políticas públicas en materia de violencia de género, las cifras siguen aumentando.

Por Alejandro Martínez de la Cruz*

De este segundo informe del estado que guarda la gubernatura de Alfredo del Mazo para su segundo año de gestión, podemos resaltar dos pendientes urgentes a resolver, en primer término, tenemos el problema de violencia de género que se vive en el Estado de México, en específico la ola de agresiones cometidas en contra de las mujeres.

Pese a que en campaña el ahora gobernador Alfredo del Mazo prometió ir “fuerte y con todo” contra la violencia, el Estado de México se coloca junto con Veracruz como los primeros estados en violencia de género y feminicidios, aunque cuenta con la declaratoria de alerta de género.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a mayo de 2019, alrededor de 50 menores de 17 años han sido víctimas de feminicidio y es el Estado de México quien encabeza la lista.

La Legislatura estatal ha pedido en reiteradas ocasiones a la Fiscalía y la Secretaría de Seguridad del estado, combatir e informar de los resultados en materia de feminicidio, sin embargo pese a que la declaratoria de alerta de género pide nuevos protocolos de actuación en esta materia, el gobierno y la fiscalía han hecho caso omiso, y continúan con sus estrategias de seguridad que no rinden frutos, lo que ha aumentado en un 200 por ciento las agresiones en contra de las mujeres.

Lo cierto es que ante la falta de políticas públicas en materia de violencia de género las cifras siguen aumentando sin que las autoridades correspondientes logren entender las causas y consecuencias de este problema público.

Las cifras maquilladas que presenta hoy Alfredo del Mazo no hacen más que ocultar la penosa realidad que vive el estado de México; el segundo tema es el incremento en inseguridad, tan sólo en enero de 2019 incrementó un 23% la incidencia delictiva, donde los principales son robo en transporte público, robo en vía pública y robo a casa habitación, cifra alarmante, ya que de 2017 a 2018 la cifra era de 43.9 % de acuerdo con el SNSP.

De enero a abril, la entidad mexiquense registró 322 delitos en el transporte público individual y tres mil 47 robos en transporte colectivo, en contraste con 2018 se tuvieron 283 de manera individual y dos mil 737 en transporte colectivo.

Ni con las recomendaciones que el gobierno estatal y la Secretaría de Seguridad del estado emiten se ha logrado disminuir esa cifra.

Ya veremos los otros temas en los que también el gobernador de nuestra entidad maquilla cifras: educación, salud, bienestar social, desarrollo económico, vivienda, desigualdad social, pobreza, en fin hoy ni estamos fuertes y menos vamos con todo en contra de la delincuencia y la violencia de género en el Estado de México.

*Licenciado en Políticas Públicas, Diplomado en Estrategia, Gestión y Administración Municipal, Miembro de la Academia Nacional de Evaluadores (ACEVAL), Redactor de Opinión en Redactores Web Mx y Alternancia Revista Digital.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE