lunes, noviembre 18, 2019

El estado de México no se caracteriza por reconocer que la desaparición y violencia contra las mujeres es un problema público.

“Es una vergüenza para el estado de México contar con dos alertas de violencia de género, una por feminicidio y otra por desaparición; es la única entidad en el país en esta condición y no se cuenta con políticas públicas acordes a la problemática que estamos viviendo”, sentenció Ana Yurixi Leyva Pinón, militante del Partido del Trabajo y ex diputada mexiquense.

Además, los datos del Registro Estatal de Desapariciones no está actualizado desde diciembre de 2018, ni tampoco se cuenta con un presupuesto acorde para enfrentar la violencia contra las mujeres como un verdadero problema de carácter público, agregó.

Leyva Piñón explicó que el organismo denominado Idheas (Litigio Estratégico en Derechos Humanos AC) una de las peticionarias de la segunda alerta, solicitó datos a la Fiscalía General del estado de México, vía transparencia, sobre personas desaparecidas y la respuesta otorgada el 7 de febrero de este año fue: de agosto de 2014 a diciembre de 2018 hay 4 mil 425 expedientes de personas no localizadas ¿y vinculadas a proceso por este delito? Sólo cuatro personas.

Por su parte, Ximena Ugarte Trangay, integrante del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) reiteró que el estado de México es el que más casos presenta de violencia contra las mujeres y por ello se solicitó una investigación profunda para someter al análisis la segunda declaratoria de alerta en junio de 2018, “pero la respuesta llega hasta septiembre de 2019, cuando se logra emitir la segunda alerta, en esta ocasión por desaparición”, dijo.

Ugarte Trangay explicó que el estado de México no se caracteriza por reconocer que la desaparición y violencia contra las mujeres es un problema público y aunque hay pocos datos por falta de investigaciones más prolijas, “todo apunta a que las desapariciones están relacionados con el delito de trata para fines de explotación sexual”.

Las apreciaciones de Ximena Ugarte tienen sustento en las cifras y patrones que han seguido a lo largo de varios años, pues el 34 por ciento de las mujeres desaparecidas en el estado de México tienen entre 15 y 17 años y 16 por ciento entre 10 y 14.

El problema es latente y aunque el gobierno del Alfredo del Mazo cuenta con una policía de género, una unidad de células de búsqueda, recursos, fortalecimiento institucional y tecnología, si no se reconoce como un problema público, todas estas herramientas resultan inútiles porque no hay cruce de información y de patrones que conduzcan a un hilo conductor que determine la ruta a seguir

A nivel federal, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (CONAVIM) “no alcanzó a determina las recomendaciones y acciones que debió hacer el estado de México para responder a esta problemática”.

No obstante, los colectivos que buscan a desaparecidas como Vivas Nos Queremos Nezahualcóyotl y Alondras Unidas cifran sus esperanzas en la segunda declaratoria ahora por desaparición dictaminada en siete municipios mexiquenses, toda vez que están determinadas a encontrar a sus seres queridos como es el caso de Laura Curiel quien busca a su hija Daniela Mabel Sánchez Curiel, reportada como desaparecida en el municipio de Tlalnepantla en 2015; Tenía 20 años.

El viacrucis de Laura ha sido desgastante no sólo por no saber de su hija, sino por el maltrato del que ha sido objeto por parte de las autoridades que las victimizan en lugar de ayudarlas. “No sabía que había una alerta porque el estado de México oculta muchas cosas; me enteré hace poco y como madres hemos pasado mucho sufrimiento en la búsqueda e investigación de familiares. Algunas encontraron a sus hijas pero sin vida y ahora esta segunda alerta, es una esperanza para nosotras como madres que queremos justicias como mujeres que somos violentadas todo el tiempo por instituciones de gobierno”.

Finalmente, Laura Curiel a nombre de las decenas de madres que continúan en la búsqueda de sus hijas desaparecidas dio a conocer cuatro peticiones importantes:

1.- Que el estado de México reconozca que hay un problema de carácter público y se le otorgue la magnitud que le corresponde

2.- Realizar mesas de trabajo con autoridades municipales y estatales

3.- Mecanismos reales de búsqueda porque los de la primera alerta no sirvieron de nada

4.- Aplicación de un presupuesto congruente que evite excusas como falta de personal capacitado en la Fiscalía.

Cabe recordar que la CONAVIM emitió la segunda Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de México, ahora por la desaparición de niñas, adolescentes y mujeres en siete municipios el pasado 2 de octubre. Los municipios son: Toluca, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Cuautitlán Izcalli, Chimalhuacán, Ixtapaluca y Valle de Chalco que registran la mayor incidencia y en los cuales fue solicitada por las organizaciones I (DH) EAS, Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C. y el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia A.C. en junio de 2018.

 

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE

Publicaciones Recientes