Técnica común para robar sus datos personales

POR CLAUDIO JAIME M.

Este tipo de fraude consiste en establecer contacto con usted de manera informal y cotidiana, de la misma forma con la que se comunica con las personas a las que le tiene confianza, a través de su número de teléfono o su correo electrónico, una vez que se contactan usando argumentos falsos, lo envuelven y amedrentan con los temores típicos de un cuenta-habiente, tales como: “tenemos un reporte de consumo inusual”, “su tarjeta fue bloqueada” o bien estimulan su deseo de obtener más dinero con argumentos como “le ofrecemos incrementar su línea de crédito”, “salió sorteado para disminuir el interés de su deuda” o bien que obtuvo un premio en general.

Los argumentos usados por defraudadores tienen el objetivo de vencer su incredulidad y resistencia para que usted mismo, por su propia voluntad, les entregue información personal y así se concrete el engaño, los defraudadores comúnmente utilizan tonos de voz calmados y son amables, con facilidad de palabra y pacientes.

Abrirán su conversación o le enviarán correos con los mismos formatos que utilizan los bancos, presentándose, repito, muy amablemente, usarán un nombre (falso) y quizá hasta refieran un área o departamento del supuesto banco del que se comunican.

¿Quiénes son el grupo de personas con mayor riesgo de ser víctima de engaño telefónico?, en realidad cualquiera que desconozca esta técnica de engaño puede caer, pero especialmente tratan de aprovecharse de la buena voluntad de las personas de la tercera edad.

La CONDUSEF reitera que ninguna entidad financiera, ninguna, solicita a sus clientes ni datos personales, ni verificación de cuentas o datos personales vía telefónica, correo electrónico, mensaje de texto, esto sucede, solo si usted es el que llama a la institución de crédito.

El intento de engaño telefónico para obtener sus datos personales con fines de robo de identidad o extorsión no solo se limitan a los bancos, si usted es usuario de línea telefónica celular o internet y para pagar su contrato usa una tarjeta de crédito, también puede ser víctima de engaño.

La recomendación para evitar ser víctima es muy simple: NO CONTESTE NINGUNA LLAMADA DE NÚMEROS QUE USTED NO RECONOZCA, SI CONTESTÓ Y SE IDENTIFICAN COMO: PROMOTORES, AGENTES DE VENTAS, EJECUTIVOS DE CUENTA O CUALQUIER OTRO ARGUMENTO CUELGUE DE INMEDIATO, NINGÚN BANCO EN MÉXICO MANTIENE ESA PRÁCTICA.

En caso de correos electrónicos, no los abra, y usted mismo comuníquese con su banco a través de los números que aparecen en su contrato, nunca a los teléfonos que le ofrecen en el mismo correo electrónico de engaño. Usted puede inclusive asistir a alguna sucursal de su banco para recibir orientación.

Niegue inclusive su nombre, la lógica le diría a usted que, si le están llamando, cuando menos deberían de saber con quién quieren hablar. Para pedir orientación también puede comunicarse a la CONDUSEF al 01 800 999 8080 o visitar cualquiera de sus delegaciones en todo el país.

Notas Relacionadas