Invitó a reflexionar hacia dónde debe orientarse la política de desarrollo económico del país.

Los economistas y las administraciones gubernamentales tienen el reto de definir metodológicamente cuáles son los productos y procesos en tiempo y espacio que permitan a una región, estado o país en específico tener un desarrollo económico, afirmó el investigador Enrique Dussel Peters, en la Universidad Autónoma del Estado de México.

Al dictar la conferencia “¿Política industrial o no?”, en la Facultad de Economía de la UAEM, el especialista invitó a los estudiantes y académicos a reflexionar hacia dónde debe orientarse la política de desarrollo económico del país y cuestionarse si la opción es la vía industrial, cuando 60 por ciento del valor agregado en el país pertenece al área de servicios.

Consideró necesario entender y comprender los productos y procesos en tiempo y espacio, con la finalidad de definir qué mercancía o servicio debe ser impulsado y dejar de lado la visión de que la fabricación de componentes de nuevas tecnologías es la única manera de lograr el desarrollo en una localidad.

El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México sostuvo que las mercancías o productos que se fabrican en países con mayor desarrollo económico que México no necesariamente son la ruta que debe seguir el país, ya que los procesos son diferentes y el ejercerlo de esta manera puede llegar a ser contraproducente para la economía mexicana.

“Para algunas regiones del mundo, industrialización no es igual a modernización, así que debe desmitificarse el sector servicios, el cual está muy desprestigiado en la economía mexicana, concentrada en la manufactura y la industria y cada vez menos en la agricultura”.

Enrique Dussel Peters aseveró que la academia debe interesarse por el sector de servicios e investigar sobre él para contribuir con análisis y propuestas muy puntuales con opciones reales para el desarrollo económico de México.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD