miércoles, mayo 31, 2023
Escasez de agua puede aumentar desigualdad social en Edomex

Plantean invertir en digitalizar información hídrica y endurecer leyes del cuidado del agua.

En el segundo foro en contexto con el Día Mundial del Agua, la diputada Beatriz García Villegas, presidenta de la Comisión de Recursos Hidráulicos afirmó que la escasez de agua en comunidades, por falta de infraestructura adecuada y del acceso al vital líquido, puede aumentar la brecha de la desigualdad social, generar conflictos y exacerbar la pobreza en el Estado de México.

Ante representantes vecinales, síndicos y regidores de municipios como Huehuetoca, Valle de Chalco, Amecameca, Los Reyes La Paz, Tultepec, Temoaya, Toluca, Zinacantepec, Jocotitlán y Cuautitlán Izcalli, la diputada de Morena y organizadora de los foros destacó que la desigualdad social y la escasez de agua están conectadas; y la desigualdad social puede exacerbar la escasez de agua, y a su vez, la escasez de agua puede empeorar la desigualdad social.

Expuso que las personas con menos recursos económicos a menudo tienen menos acceso al agua potable y al saneamiento básico, por falta de infraestructura adecuada, y de acceso al agua potable segura y saneamiento, lo que puede tener consecuencias graves para la salud y bienestar de las personas, y ello aumentaría la brecha de desigualdad en la entidad.

“En muchas regiones del Estado de México, la escasez de agua es una realidad, lo que puede provocar conflictos entre comunidades y grupos sociales por encontrarse limitado su acceso. Esto puede exacerbar la pobreza, especialmente para las comunidades más vulnerables que dependen del agua para su subsistencia, como los agricultores, las poblaciones indígenas y las personas que viven en áreas rurales”, afirmó ante los asistentes.

Refirió que aunque ha habido esfuerzos, aún existen muchas personas que no tienen acceso adecuado al agua potable, y en algunas zonas, la calidad del agua es mala por la contaminación de los cuerpos de agua y falta de tratamiento adecuado, por ello, desde la Legislatura se han promovido iniciativas como la construcción de sistemas de abastecimiento de agua, la perforación de pozos y la reparación de infraestructuras existentes.

En su ponencia sobre la Gestión Integral de recursos hídricos desde la óptica de la inteligencia geoespacial, Arturo Cruz García, geógrafo y experto en tecnologías geoespaciales, afirmó que antes de pensar en proyectos de modernización entorno a la gestión del agua, es necesario contar con sistemas de información geográfica actualizada en los municipios y el estado, que permitan contar con un Centro de Mando para el Agua, tener digitalizado y georreferenciado las redes de carga y descarga de aguas.

De esta manera, destacó que los gobiernos municipales deben invertir en la modernización cartográfica, y en sensores para las tuberías, lo que permitirá tener datos correctos y auditables, crear una base de datos, medir dónde hay fugas o incluso si hay robo del vital líquido y en función de ello implementar políticas públicas y actualizar sus contratos en viviendas e industrias para resolver las problemáticas.

En su intervención, María de Lourdes Medina Ortega, doctora en Ciencias de la Educación, del Grupo Industrial San Bernardino afirmó que existe una insensibilidad social en cuanto al tratamiento de aguas, y se necesitan tomar medidas para la reconversión social de la industria, reducir el consumo cotidiano del agua, implementar tecnologías para un mejor aprovechamiento y tener prácticas de reciclaje del agua.

Adicionalmente, subrayó que de manera errónea se piensa que los responsables de la contaminación de aguas son las grandes industrias, éstas solo conforman el 2 por ciento, mientras que el 98 por ciento se trata de PyMEs, que no tienen un adecuado manejo de sus residuos y descargan en la red de drenaje.

Ante esta situación, la especialista consideró que es necesario que se endurezcan leyes, y que la Legislatura tome medidas que exijan a la población cuidar el recurso natural más importante, que es el agua.

Rafael Tonatiuh Ramírez Beltrán, investigador e integrante de la Asociación de Educadores Ambientales, recordó que de acuerdo con información de la Comisión Nacional del Agua en este 2023 se enfrenta la peor sequía de los últimos 12 años en México, donde el nivel del Sistema Cutzamala está al 48 por ciento de su capacidad y que el 72 por ciento del agua de lluvia se evapora, adicionalmente a que se estima que un 40 por ciento del caudal de agua potable se pierde en fugas.

Manifestó que desde hace 20 años en las grandes ciudades se desperdicia el vital líquido en fugas, pues se estima que un 40 por ciento se pierde por las rupturas de tuberías como ocurre en la Ciudad de México, por lo que debe considerarse aumento para el financiamiento de proyectos en el tema del agua, y tomar medidas desde casa con la reparación de tuberías.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: