sábado, mayo 8, 2021
Escuelas Privadas, desahuciadas

Planteles educativos del sector privado sin dinero y sin apoyo de gobierno.

Sin alumnos y sin apoyos gubernamentales, las escuelas particulares enfrentan una de las peores crisis económicas de los últimos años, debido a la pandemia. De 4 mil 500 planteles de todos los niveles educativos que hay en la entidad del sector privado, 300 cerraron definitiva o parcialmente, pero las demás registraron una caída en sus matrículas de entre 50 y 70 por ciento.

En entrevista exclusiva con COMUNICADORESMX, el presidente de la Asociación de Escuelas Particulares del Estado de México, José Manuel Díaz Orozco, señaló que la zona oriente,  por ejemplo, que comprende municipios como Valle de Chalco e Ixtapaluca, es una de las más afectadas por la disminución en el número de alumnos. Se estima que al menos 50 escuelas privadas de la región cierren en el siguiente ciclo escolar.

A pesar de no contar con los ingresos necesarios por no contar con alumnos, los planteles particulares son obligados por las autoridades de la Secretaría de Educación Pública no solo a cubrir sus cuotas, sino incluso a pagar intereses para evitar que se les quite su incorporación.

Explicó que se trata de distintas cuotas. Así, se paga por dar de alta o de baja a un maestro,  y por cada  alumno también se tiene una cuota fija que se paga a la SEP anualmente. Además, se paga una vigencia de derechos para seguir cada año con la incorporación a esa dependencia.

Dijo que las preparatorias y universidades tienen más cargas económicas que la educación básica,  porque pagan por turno, matutino o vespertino, pagan por carrera. “Si sumas todos estos piquitos que tenemos que estar pagando, es un monto muy grande”, señaló.

“Y nos han mandado correos oficiales por parte de la SEP en el que nos dicen: “no has hecho tu pago y aparte tienes interesados diarios por haberte retrasados y si no me pagas no vas a poder iniciar cursos”.

Agregó: “formamos parte del sistema educativo nacional y estatal (…) tener una incorporación y una autorización de gobierno para poder impartir clases oficiales y poder emitir una boleta oficial y eso cuesta… si no lo hacemos podríamos perder nuestra incorporación.”

Al respecto, el empresario consideró que “ahorita no estamos en tiempos de sancionar a nadie, a ninguna empresa, no solamente a la educación, a nadie. Ahorita son tiempos de ir de la mano, de decir: espérame, sí te voy a pagar, sin plazos sin intereses, y llegar a acuerdos a convenios reales”.

Refirió como ejemplo que en la zona oriente, las colegiaturas oscilan entre 2 mil o 2 mil 800 pesos. “Son colegiaturas realmente económicas, considerando que de esa colegiatura más de la mitad es para pagos administrativos. No pueden sostener ahorita un negocio con esos costos”.

Por ese motivo, informó que desde hace 2 meses, la asociación que encabeza envió un escrito al gobernador Alfredo del Mazo y a los titulares de diversas dependencias para solicitar su apoyo ante esta problemática.

Aunque  siguen sin recibir respuestas concretas a sus peticiones, ya les informaron que distintos secretarios de Estado analizando su asunto, por lo que confió que a más tardar en 15 días, ya podrían tener una solución a sus demandas.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: