La mayoría de los decesos que se registran en nuestro país en temporada de frío se presentan por dejar encendidos los calentadores que se utilizan en las viviendas y provocan intoxicación con monóxido de carbono, debido a una mala ventilación.

EVITA ACCIDENTES:

Verifica que los aparatos de calefacción, eléctricos o de gas, se encuentren en buenas condiciones.

Si instalas algún tipo de calefactor, sigue las instrucciones de uso y mantenimiento.

Revisa que no estén obstruidas las rejillas de ventilación.

Antes de ponerlos a funcionar, bríndales mantenimiento, ya que su mal estado puede generar intoxicaciones.

No duermas cerca de ningún tipo de calentador, porque producen monóxido de carbono, que al ser un gas sin color ni olor y más ligero que el aire, es peligroso e incluso puede provocar la muerte.

Evita riesgos de contraer una enfermedad respiratoria o parálisis facial, al precalentar la casa o el área de trabajo, pero sin llegar al extremo de generar mucho calor.

Mantén ventilados los ambientes donde hay fuentes de combustión y de calor.

Notas Relacionadas