Entérese de sus obligaciones fiscales, bancarias, reglas básicas para administrar su dinero.

Por Claudio Jaime M.

La primera semana de febrero ha iniciado y la cuesta de enero acaba de terminar, en el mejor de los casos, por ello le recomiendo proponerse mejorar y proteger sus finanzas personales considerando:

Sus ingresos

Actualmente es común que tanto la administración pública, como el sector empresarial realicen el pago de sus empleados vía nomina electrónica, en términos prácticos esta modalidad pareciera tener muchas ventajas, sin embargo, el uso poco responsable de los instrumentos financieros modernos como la tarjeta de débito, crédito o las compras en línea, pueden poner en riesgo su economía.

No solo la prudencia y la conciencia de sus límites financieros son suficientes para cuidar su dinero, información adicional como el correcto manejo de su tarjeta de crédito, el diseño eficiente de un presupuesto mensual y realizar disciplinadamente ahorro, entre otras medidas, lo ayudaran a proteger y mantener una economía sana para realizar sus proyectos y vivir con estabilidad.

CRÉDITOS

En caso de que, para usted, la cuesta de enero aun no haya terminado y entre sus opciones están pedir un crédito de nómina le recomiendo:

Comparar entre cada banco, entre otros aspectos, tasa de interés, costo anual total (CAT) y plazos. Caer en los ofrecimientos de “atractiva publicidad” puede no ser lo más conveniente para usted, para que esto le sea más sencillo, el simulador de crédito personal y de nomina que ofrece la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) es una opción, ahí podrá comprobar los beneficios que el banco donde tiene su nómina le ofrece y podría descubrir que otro le convendría más.

Hacer un hoyo para tapar otro, no siempre es una buena idea, por lo que piense dos veces antes de tomar un crédito, considérelo su ultima opción, no la primera.

CAPACIDAD PARA ENDEUDARSE

Comprar a crédito, sin antes asegurarse de que puede pagar, es casi suicida, de hecho, es un atentado a su economía personal, el instrumento más útil para saber cuánto se puede endeudar, es el presupuesto.

Es importante que antes de empezar a comprar conozca cuál es la cantidad máxima por la que se puede endeudar, inclusive debe considerar un margen para pagar las parcialidades por arriba del mínimo, esto le dará margen en caso de una contingencia para no dejar de pagar y mejor aún, contar con dinero para hacer pagos a capital, esto nos ayudara a disminuir intereses y pagar en un tiempo menor.

Aunque no existen fórmulas únicas, debido a que las necesidades y deseos de las personas son muy diferentes, le recomiendo cuidar que la cantidad que tenga que pagar mensualmente para cubrir sus deudas, no sea mayor al 30 por ciento de su ingreso mensual total, es decir, del dinero que realmente recibe y tiene disponible, esto es: capacidad máxima de endeudamiento.

Consultar sus estados de cuenta y su historial crediticio

¿Le es familiar?, abre la puerta de su casa y en el piso esta su estado de cuenta del banco, bueno, este antiguo método no lo recomiendo, pone en riesgo sus datos personales, hoy en día es más seguro que su estado de cuenta le llegue por correo electrónico, en ambos casos, llega y usted deja para “después” consultarlo, recuerda que hay que pagar, abre el sobre o el carreo electrónico y busca el concepto “pago mínimo”, va al banco y paga o hace la transferencia y la misma práctica, para el mes que viene, ¿Cuál es el riesgo de esta apatía?.

Que le apliquen cargos de cosas que usted en realidad no compro o que le aumenten los costos por administración de su producto financiero y usted los pague sin protestar.

Si usted se atrasa en sus pagos, ese registro negativo queda asentado en su historial crediticio y puede ser la causa que a usted le nieguen en el futuro un crédito.

En el segundo caso, si no consulta su historial crediticio, alguien podría estar haciendo compras a crédito en su nombre, eso quiere decir que usted ha sido víctima de fraude bancario o robo de identidad.

Consulte el buró de crédito, puede hacerlo en http://www.burodecredito.com.mx/ y verifique que no haya movimientos extraños o deudas que usted no contrajo, si es así, acuda ante quien le atribuye la deuda para llegar a un acuerdo, además de poder acudir a otras instancias como la Condusef (Comisión nacional de protección y defensa de los usuarios de servicios financieros), en http://www.condusef.gob.mx/.

Y no lo olvide, No Gaste Más de lo que gana.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE