domingo, septiembre 26, 2021
Fiscal demuestra desprecio a los derechos humanos

Encabeza Humbertus mitín en CDMX para denunciar torturas en penales mexiquenses.

En el Estado de México continúan las detenciones arbitrarias y la tortura que llevan a la fabricación de delitos de alto impacto o graves, lo que perjudica a personas inocentes que son procesadas y sentenciadas. “Hoy podemos afirmar que se sustituyen a los verdaderos responsables de desplegar estas conductas delictivas de alto impacto por inocentes. Actualmente en el Estado de México hay más de 14 mil personas que son falsos culpables”.

Así lo dio a conocer el ex preso de conciencia, y fundador de la organización civil Presunción de Inocencia y Derechos Humanos AC, José Humbertus Pérez Espinoza, quien este  martes, junto con familiares de presos recluidos en penales mexiquenses, encabezó un mitín afuera de Palacio Nacional, en la Ciudad de México.

El objetivo fue hacer del conocimiento del presidente Andrés Manuel López Obrador, del fiscal General de la República,  Alejandro Gertz Manero y de la secretaria de Seguridad Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Vázquez, las graves violaciones a los derechos humanos ocurren en la entidad mexiquense.

“Venimos a denunciar las graves violaciones de los derechos humanos que se cometen día a día en los penales del Estado de México, en donde los internos son sometidos frecuentemente a torturas, tratos crueles e inhumanos, utilizando los Módulos de Castigo para consumar estos delitos de lesa humanidad, que han llevado en los últimos años a que mediante estas prácticas diversos custodios asesinen a las Personas Privadas de la Libertad (PPL)”, declaró el también colaborador de COMUNICADORESMX, con su programa Presunción de Inocencia.

Señaló que la tortura, los tratos crueles e inhumanos y el asesinato se comenten en lo que se conoce como “Módulos de Conductas Especiales”, pero que en realidad son lugares de castigo, que reciben diferentes nombres en cada centro penitenciario.

“La Roca en Otumba, el Cubo en Chiconautla, el Bunker en Barrientos, la Fortaleza en Texcoco, el Volcán en Chalco entre otros”. Los responsables  de esos actos, señaló Pérez Espinoza, son los mismos directores de cada  penal: Bertín Arellano Gómez del Penal de Chiconautla, Dalmasio Becerril Tapia del Penal de Chalco, Verónica Jiménez Moreno del Penal de Neza Bordo, Norma Denisse Rodríguez Pérez del Penal de Barrientos, Julio César Partida Cigala del Penal de Santiaguito, Merli Ingri Cuellar Romero, del Penal de Tenancingo Sur, y Paula Gabriel Valdez Herrera del Penal de Cuautitlán.

No obstante, destacó que los verdaderos responsables de que se cometan ese tipo de agresiones que atentan contra los derechos humanos y la integridad de los reclusos son “el secretario de Seguridad del Estado de México, Rodrigo Martínez Celis, el Subsecretario de Control Penitenciario, Manuel Palma Rangel y el director de Penales, Jaime Echartea Mojica”.

Denunció que desde que ocupan esos cargos, -hace tres años los dos últimos-, los penales de la entidad mexiquense son más corruptos, violentos e inseguros, y no cumplen con el 7º indicador para medir el Sistema de Justicia Penal Acusatorio que se conoce como cárcel digna y segura.

José Humbertus Pérez  también denunció que el fiscal general de Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, no ha querido resolver el Amparo Colectivo por tortura que se le  otorgó a 409 mujeres y hombres que fueron víctima de tortura desde su detención.

“El número de Amparo Indirecto es el 1595/2016-III, otorgado por el Juez Décimo Tercero de Distrito en el Estado de México con Residencia en Naucalpan, Lic. Agustín Gaspar Buen Rostro Massieu. Este Amparo Colectivo es el primero en contra de la tortura que se ha resuelto en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio”.

Explicó que los efectos de este Amparo es que la sentencia que concede la protección constitucional a los 409 internos del Penal de Chiconautla, obliga a la autoridad responsable “a que obre en el sentido de restituir a la parte quejosa el pleno goce del derecho violado, restableciendo las cosas al estado que guardan antes de la violación…”

Señaló que el juez también ordenó a la Fiscalía Especializada de Delitos Cometidos por Servidores Públicos que en un plazo de 15 días se ratifique la denuncia contenida en el escrito del 4 de mayo de 2016, y se le ordena que en 60 días se realicen los exámenes periciales en materia de psicología y medicina legal conforme al protocolo de Estambul, para establecer si existen signos o evidencias de tortura físico o psicológica.

“Han pasado más de 4 años y el fiscal del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, demuestra un desprecio por la cultura de los derechos humanos y el combate a los delitos de lesa humanidad como lo es la tortura, como también demuestra un desprecio por las denuncias de corrupción, tortura y asesinato, que se han venido cometiendo en los Centros Penitenciarios del Estado de México que hemos descrito”, acusó Pérez Espinoza.

Uno de los propósitos de presentar esas denuncias es para solicitarle al Fiscal General de la República,   Alejandro Gertz Manero, que ejerza la facultad de atracción de casos del fuero común en los supuestos previstos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, tratados internacionales y las leyes aplicables. “Como víctimas de la falsificación de delitos como falsos culpables, podremos solicitar a la Fiscalía General que ejerza su facultad de atracción tal y como lo señala el artículo 5, párrafo segundo y tercero de la Ley de la Fiscalía General de la República”, puntualizó el especialista.

En ese contexto, nuevamente José Humbertus Pérez volvió a levantar la voz para solicitar la investigación del homicidio de Guillermo “N”, “quien fue brutalmente torturado por el pseudo comandante Daniel Camacho Libori, mejor conocido como “El Acapulco”, quien después de haber cometido este delito de acción, fue protegido por el director del Penal de Otumba, Francisco Javier San Martín Flores. 

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México ni siquiera ha abierto una línea de investigación ante este brutal  asesinato; las autoridades penitenciarias afirmaron que fue un suicidio, mientras que familiares han señalado que fue torturado y asesinado por Daniel Camacho Liborio”, puntualizó el ex preso de conciencia.

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: