sábado, octubre 1, 2022
Grave marginación de comunidades indígenas: “Zeferino Ladrillero”

Grupo de Triquis desplazados son vulnerables en sus derechos humanos.

La falta de sensibilidad del gobierno federal hace que se agudice la marginación de las personas que integran las comunidades indígenas en México, así lo consideró el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero”.

El abogado José Antonio Lara explicó que en nuestro país existen más de 15 millones de personas que integran comunidades indígenas a lo largo y ancho del país, pero que, ante la falta de sensibilidad de la autoridad federal en materia de derechos humanos la actividad social, política y económica de estas comunidades es marginada.

A manera de ejemplo, expuso la situación que 143 familias de la comunidad Triqui de Tierra Blanca, Copala, Oaxaca, que vive hoy en día la falta de compromiso del gobierno federal para atender un conflicto interno que ha provocado un desplazo forzado desde su tierra natal a la ciudad de México, en busca de justicia.

Los integrantes de la comunidad Triqui de Oaxaca, explicó, fueron forzados a dejar sus tierras ante un conflicto político que ha provocado que hoy viven en distintos puntos de la ciudad de México en busca de justicia.

Más allá del compromiso del presidente López Obrador de imponer el Estado de derecho en la región oaxaqueña, los integrantes de este grupo indígena han sido recriminados por autoridades del gobierno de Claudia Sheinbaum al reprimirlos y amenazados para desistir en sus manifestaciones pacíficas.

Ante estos hechos, abundó, se suman casos como aquellos habitantes de comunidades rurales que han sido atropellados en sus derechos humanos al oponerse al Tren Maya, en el sureste del país; o, que se opusieron a la ampliación del aeropuerto militar de Santa Lucía.

“La constante es la violación de las garantías individuales y colectivos de personas que integran estas comunidades indígenas u originarias; población activa y trascendente de la cultura mexicana a la que particulares y servidores públicos vulneran y atropellan”, dijo.

La historia contemporánea de México ubica que, “los gobiernos —de los tres niveles– desde el siglo XIX mantienen una política de exterminio en contra de las comunidades indígenas, que impiden acciones de manifestación a pesar de formar parte importante de la sociedad nacional”.

“Por decenas de años los pueblos originarios se han desarrollado en la mayor parte por usos y costumbres, eligen su forma de gobierno apegado a las costumbres milenarias de las raíces mexicanas; sus líderes, forma de vida y desarrollo político y social”, resaltó.

El integrante del colectivo manifestó que estos grupos mantienen rasgos culturales e históricos muy particulares – como su lenguaje, o sus tradiciones— que son olvidados por el Estado mexicano, y que, a su vez, generan necesidades y derechos diferentes al resto de la población, explicó.

Por este motivo, urgió al gobierno federal a dirigir su fuerza y garantizar los derechos humanos de aquellos ciudadanos que integran las comunidades indígenas y originarias del país que, hoy en día, viven los atropellos de proyectos ambiciosos de políticos mediocres.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: