lunes, noviembre 18, 2019

“Valdría la pena que se haga transparente el plantel y que si una autoridad no les cumple lo enfrenten”: Canapat.

La liberación parcial de los 92 conductores que fueron rehenes de los estudiantes de la Escuela Normal Rural “Lázaro Cárdenas del Río” de Tenería, ubicada en el municipio de Tenancingo, Estado de México, no significa una solución definitiva del problema, sentenció Odilón López Nava, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte Pasaje y Turismo (Canapat).

“La solución no fue sentarse a la mesa con funcionarios de la Secretaría de Gobernación a negociar las 84 plazas para egresados de ese plantel, mientras tenían retenidos a los 92 choferes”, replicó López Nava, tras dar a conocer que la liberación de los conductores fue por más por presión mediática que por intención de los normalistas.

Dijo que la situación no se puede quedar así porque hay pérdidas económicas y temor de los conductores a ser violentados, “hay temas oscuros detrás de todo esto”; dijo que no coincide la forma de vivir de un maestro rural con sus estipendios, “ves vehículos de mas de un millón de pesos y no hay autoridad que pueda entrar a ese plantel, cuenta con alberca olímpica, autobuses nuevos y hoy el problema no son las plazas de los normalistas con pase automático, el problema es todo lo que esta detrás de ellos”, dijo.

Es por ello que “valdría la pena que se haga transparente el plantel y que si una autoridad no les cumple lo enfrenten”.

Cabe recordar que la toma de unidades de servicio de transporte de pasajeros por parte de normalistas fue una medida de presión para que autoridades estatales y federales cumplan con compromisos adquiridos con antelación, entre los que destacan el otorgamiento de 84 plazas para egresados de ese plantel y el pago a docentes correspondiente al mes de septiembre y a la primera quincena de octubre de 2019 que se realizará el 15 de octubre de 2019.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE

Publicaciones Recientes