Profepa y especialistas realizan muestreo para determinar la posible causa de los decesos de estas especies.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente Estatal, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PMA), la Universidad Veracruzana, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) y personal del ayuntamiento de Minatitlán recorrieron las localidades donde se encontraron cuatro monos aulladores muertos con el fin de obtener muestras para determinar la probable causa de los decesos.

En días previos se recibió el reporte de la aparición de monos muertos en las localidades de San Antonio, Municipio de Cosoleacaque y de Chancarral en el Municipio de Minatitlán, Veracruz.

Inspectores de Profepa realizaron un recorrido por el lugar donde se encontraron los cuerpos de tres monos en avanzado estado de descomposición lo que imposibilitó llevar a cabo la necropsia.

En otro recorrido se rescató el cadáver de otro primate que fue trasladado a las instalaciones de la Universidad Veracruzana (UV) donde se le practicarán los estudios correspondientes.

Profepa, en coordinación con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Secretaría de Gobierno del Estado de Veracruz, la Secretaría del Medio Ambiente del Estado (Sedema) y la UV acordaron realizar un monitoreo en la zona con el objeto de conocer si los decesos tienen algún origen epidemiológico que exista en la zona o se trate de algún problema relacionado con la alimentación, o sea consecuencia de las elevadas temperaturas.

Posteriormente, los especialistas determinaron dos puntos de muestreo, el primero en la localidad el Chancarral, donde se manejaron dos ejemplares de mono adultos, macho de 6.75 kg. de peso y hembra de 5.30 kg. a quienes se les practicó tomas de muestras de sangre y excremento.

El segundo sitio de muestreo fue la localidad de La Montaña en donde se tomaron muestras de un ejemplar adulto macho con un peso de 5.55 kg, realizando el mismo procedimiento descrito anteriormente.

Cabe destacar que los ejemplares monitoreados se observan en aparente buen estado de salud y no se encontraron cadáveres en la zona donde se realizó el muestreo.

El análisis de las muestras recolectadas será realizado por personal de la facultad de veterinaria de la UV y de los laboratorios de Senasica, esperando que en un periodo de 10 días contar con los resultados que ayuden a esclarecer las causas de muerte.

La población de monos aulladores se ha reducido considerablemente entre otras razones por el cambio de uso de suelo, la pérdida de su hábitat por el incremento de terrenos para la ganadería, así como el tráfico ilegal de esta especie, por lo que se encuentra listada en la NOM-059-SEMARNAT-2010, en la categoría de En peligro de extinción (P)

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD