miércoles, junio 23, 2021
Indignante actitud de partidos políticos

Irresponsabilidad de candidatos podría propiciar retroceso en semáforo Covid: ASBAR

¿Cuando terminen las campañas, quiénes serán los que paguen “los platos rotos” por culpa de  los candidatos que no respetan protocolos sanitarios? Para Patricio González Suárez, presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes del Estado de México (ASBAR), la respuesta es clara: los empresarios, a quienes, de regresar a semáforo naranja o rojo, les volverán a recortar horarios y aforos.

“Y la verdad no se me hace justo, yo creo que hemos sido muy responsables y lo que estamos viendo en estos momentos (con las actividades proselitistas)  se nos hace una irresponsabilidad terrible de –los candidatos de- todos los colores”, exclamó en entrevista exclusiva con COMUNICADORESMX.

Expresó que mientras a los comercios establecidos, especialmente el dedicado a la venta de alimentos, se les exige que cumplan con ciertos lineamientos, especialmente ahora con motivo de la pandemia, en las campañas políticas que en el Estado de México iniciaron la semana pasada,  no se cumplen con las medidas sanitaria por la pandemia.

González Suárez calificó la situación de indignante, porque se ha observado que en las actividades proselitistas de los candidatos –como Juan Rodolfo Sánchez en Toluca, por ejemplo- no se respeta la sana distancia, ni se tiene un aforo reducido de participantes, entre otros aspectos, por lo que en 30 días, cuando concluyan las campañas, podría presentarse un repunte de casos de covid-19, y con ello, un retroceso en el semáforo de alerta epidemiológica.

Y el enfado del presidente de ASBAR Estado de México por esa posibilidad no es para menos. Los 13 meses de  pandemia obligaron al cierre de diez mil negocios del sector restaurantero y con ello, 60 mil mexiquenses se quedaron sin empleo. Y recuperar esos empleos en el corto plazo será tarea prácticamente imposible, manifestó.

“Muy difícilmente el empresario tiene recursos, tiene ganas de invertir en un negocio nuevo. Yo creo que sí va a ser un año complicado, la recuperación de estas fuentes laborales, y también la recuperación económica, aunque tenemos ya visualizada una luz al final del túnel con estos cambios de semáforo –de naranja a amarillo- y estamos empezando una recuperación económica”.

Advirtió sin embargo, que el sector restaurantero podrá tener finanzas sanas hasta dentro de tres, cuatro o cinco años. No antes. Siempre y cuando, la irresponsabilidad de los candidatos en  sus actividades de campaña no provoquen un retroceso en el color del semáforo.

Mientras tanto, los restauranteros confían en que este 10 de mayo logren ventas de por lo menos 50 por ciento de lo que obtenían antes de la pandemia. En años anteriores a 2020 el monto era de aproximadamente mil millones de pesos. El año pasado, con semáforo rojo,  solo se obtuvo 15 por ciento de ingresos en la fecha más importante para el sector. En 2021, se confía en obtener al menos 500 mil pesos de ganancias, lo cual sería “muy bueno” para el sector, expresó Patricio González.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: