lunes, noviembre 18, 2019

El alcalde de Neza demandó mayores recursos durante el Parlamento Abierto sobre el Análisis del Paquete Económico para el 2020.

Con el objetivo de que los gobiernos municipales sean fortalecidos en facultades y presupuestos, el alcalde de Nezahualcóyotl exigió en la Cámara de Diputados durante el “Parlamento Abierto sobre el Análisis del Paquete Económico para 2020” reformar la Ley de Coordinación Fiscal, así como la propia Constitución General de la República para incorporar plenamente en ella al municipio como célula básica de nuestro sistema federal y la integración de un Fondo para Infraestructura Municipal que se entregue y fiscalice directamente a los municipios por el gobierno federal sin pasar por los gobiernos estatales.

Acompañado de alcaldes de todo México, subrayó ante Patricia Terrazas Baca, presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público y diputadas y diputados integrantes de la misma como Aleida Alavez Ruiz y Marco Antonio Medina Pérez, que la fórmula de repartición del Fondo General de Participaciones no ha cumplido con el precepto de resarcimiento y ha beneficiado a unos estados en detrimento de otros lo que anula, en los hechos, el espíritu federalista, sin mencionar que de cada peso que se eroga del presupuesto federal, solo 4 centavos se ejercen en obra y servicios municipales, cifra además de injusta, toda vez que la mayoría de las aportaciones federales surgen desde los municipios, por demás insuficiente.

De la Rosa García dejó en claro que los gobiernos municipales son elegidos constitucionalmente por la propia población y que el modelo de coordinación fiscal está agotado, por lo que es menester construir uno nuevo, llamando a celebrar una nueva Convención Nacional Hacendaria que realmente permita renovar el pacto federal en materia de potestades y facultades fiscales, con nuevas reglas de coordinación y distribución de los ingresos de la nación.

Propuso que los recursos de la denominada Recaudación Federal Participable (RFP), en el presupuesto federal 2020, aumenten al menos el 1 % y que los fondos municipales vigentes se amplíen 10 por ciento; particularmente aquellos recursos orientados a la modernización catastral para fortalecer las haciendas municipales, y los vinculados a la seguridad pública, como son los de capacitación y equipamiento policial.

Señaló que en el ámbito municipal la discrecionalidad con la que se manejó el Ramo 23 dio pie a su eliminación privando, sobre todo a los gobiernos municipales, de recursos esenciales para obra pública y la operación de servicios de gran importancia para la población, sin privilegiar el mejorar la rendición de cuentas, la transparencia y la evaluación del desempeño de los gobiernos municipales, profundizando los desequilibrios entre los gobiernos federal, estatal y local.

Afirmó que, si hay voluntad política, es posible que los diputados, en el ejercicio soberano que les corresponde, acuerden la integración de un Fondo para Infraestructura Municipal para los municipios sin pasar por los gobiernos estatales, para hacer a un lado el centralismo que tanto daño ha generado a los municipios y el desarrollo equitativo y general del país.

El presidente municipal Juan Hugo de la Rosa García concluyó que la lucha que hoy han decidido emprender los alcaldes y autoridades locales del país es una tarea que no concluirá con la votación de un nuevo presupuesto federal, porque están resueltos a convencer a todos los actores políticos de que México requiere, de manera indispensable, un nuevo modelo federalista con municipios fuertes y con gobiernos locales eficientes y transparentes.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE

Publicaciones Recientes