El 30 de enero de 2019, el Juez Décimo de Distrito del Estado de México ordenó la suspensión de la tala de más de 180 mil árboles en el amparo promovido por el Despacho de Investigación y Litigio Estratégico de Mexicanos Contra la Corrupción y pobladores de Jilotzingo (EdoMéx), en contra de las autorizaciones que permitieron la construcción del proyecto inmobiliario Bosque Diamante. El 80% del territorio de Jilotzingo lo componen áreas naturales protegidas. Actualmente este municipio cuenta con alrededor de 17,970 habitantes; mientras que Bosque Diamante busca albergar 80 mil personas, lo que aumentaría la densidad poblacional del municipio en un 480%. De acuerdo a estudios del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático la construcción de Bosque Diamante pude causar la fragmentación de la biodiversidad del lugar y la perdida de especies catalogadas en alto nivel de riesgo o en peligro de extinción.

MEXICANOS CONTRA LA CORRUPCIÓN

Related Article