lunes, abril 6, 2020

El Icono de la nueva generación del J-Pop, se presentará en la edición 2020 de Vive Latino. En YouTube, sus vídeos superan los 400 millones de reproducciones.

Hace apenas unos meses, cuando el festival Vive Latino anunció el line up de su edición 2020, las redes sociales enloquecieron con la aparición de un nombre en particular: el de Kyary Pamyu Pamyu. El anuncio no era para menos, pues esta será la primera vez en que la cantante de origen japonés ofrezca un concierto en Latinoamérica, región que también ha caído rendida ante su encanto y su muy peculiar talento y estética.

Si aún no has escuchado hablar de Kyary Pamyu Pamyu, permítenos contarte un poco sobre su música y su carrera. Originaria de Tokio, Kyary comenzó su carrera no en la música, sino en la moda, cuando una revista especializada en Kawaii, un estilo basado en la belleza de lo infantil, la descubrió y le permitió desarrollarse como modelo.

Muy creativa e inquieta, Kyary tenía en mente incursionar en la música y, gracias a la notoriedad que alcanzó como modelo en la revista, fue firmada por Warner Music Japan para el lanzamiento de su álbum debut. La producción corrió a cargo de Yasutaka Nakata, quien alcanzara renombre en los años 90s con su grupo Capsule, y llevó el título de Moshi Moshi Harajuku (2011). El ascenso de Kyary Pamyu Pamyu fue inmediato gracias al sencillo “PONPONPON”, que se convirtió en todo un fenómeno dentro de YouTube y alcanzó el #1 en las listas de popularidad japonesas.

A partir de entonces, Kyary Pamyu Pamyu ha grabado cuatro álbumes de larga duración y, en 2016, editó su primer recopilado de éxitos, pues el impulso original de su música no ha cesado un solo momento. Poco antes de lanzar Nanda Collection (2013), su tercera producción discográfica, comenzó su primera gira mundial llegando con mucho éxito a ciudades como Bruselas, Londres, Los Angeles, Nueva York y París. Esa sería la primera de muchas, pues su creciente público alrededor del mundo le ha permitido presentarse en Alemania, Australia, Canadá, China, Tailandia y Taiwán.

Su propuesta sonora llama de inmediato la atención, pues en ella se reúnen muchos elementos de la cultura japonesa, tradicional y contemporánea, con la plasticidad, universalidad y euforia del pop electrónico. A esta singularidad se une la cuidada estética de sus videos pues en ellos alterna vestuarios vistosos, escenografías complejas y animación digital. Esto puede resultar engañoso para algunos, pero no hay que equivocarse, pues aunque sus presentaciones en vivo prescinden de algunos elementos, el show no pierde fuerza y contagia al público con su energía.

Notas Relacionadas

Sin Relacion

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE