martes, diciembre 6, 2022
La cultura patriarcal está presente

La mayoría de las acciones para combatir la violencia contra las mujeres fueron diseñadas por hombres.

Combate a la violencia de género, establecimiento en instituciones públicas y privadas del “violentómetro”, impartición de clases con perspectiva de género y salud sexual en el sistema educativo estatal, promoción de programas para prevenir embarazos en infantes y adolescentes, son parte de las acciones que se requieren aplicar de manera coordinada entre diferentes dependencias para combatir la violencia contra las mujeres.

Ampliación de la red refugios con operatividad total, pero sobre todo acciones policíacas de prevención contundentes e investigación eficaz por parte de la Fiscalía estatal, podrían disminuir las agresiones y feminicidios, precisó la Doctora Blanca Ivonne Olvera Lezama, profesora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en violencia de género.

En entrevista con Luis Pantoja Ríos, creador y director de la plataforma  https://comunicadores.mx/ por donde se transmite el programa “De Análisis” de lunes a viernes de 13.00 a 15:00 horas, la especialista Olvera Lezama lamentó que el Estado de México se haya mantenido a lo largo de las últimas décadas como la entidad con el mayor número de actos violentos contra las mujeres y feminicidios.

Precisó que pese a las escandalosas cifras de violencia de género registradas en el territorio mexiquense, la institución encargada de indagar dichos actos delictivos, Fiscalía General de Justicia del Estado de México, siga sin “despertar”.

Prueba de lo anterior, ejemplificó, fue la serie difundida por el canal del Poder Judicial federal donde narran la historia de Andrés “N” “N”, feminicida serial que operó durante muchos años en el municipio mexiquense de Atizapán de Zaragoza, y su detención NO fue gracias a los investigadores de la referida institución sino a familiares de las víctimas como ha sucedido en cientos de casos acontecidos en el Estado de México, precisó.

“Que vergüenza que salgan a decir en un documental (canal del Poder Judicial federal) que encontraron más de 4 mil restos óseos”, por lo que la pregunta es y tú institución-Fiscalía ¿Qué hiciste para encontrar al feminicida?.

Blanca Ivonne Olvera Lezama, Doctora que en la Facultad de Derecho de la UNAM imparte la cátedra especializada en violencia de género, precisó que hay acciones que sí han funcionado para dar protección a las mujeres que han padecido la cultura de violencia machista, como son los refugios.

En este sentido, recordó que dichos espacios operan, financieramente, con los recursos generados por las mismas asociaciones civiles, pero también con partidas presupuestales del gobierno federal, estatal e incluso municipal, así como donaciones de la población.

Recordó que a principios del presente año 2022, el presupuesto público no había llegado en tiempo y forma a los refugios, aunque conforme fue avanzando el año, el dinero destinado para la manutención de dichos espacios empezó a fluir.

Detalló que los refugios a donde acuden las mujeres violentadas no sólo se otorga un techo donde dormir y comida, sino también vestido y capacitación, terapias sicológicas y asistencia jurídica.

Opinó que las políticas públicas aplicadas entre la sociedad para frenar la violencia contra las mujeres, debe medirse con el objetivo de confirmar el avance de cada programa encaminado a anular la violencia de género.

En cuanto al aparato de justicia mexiquense y mexicano en general, dedicado a localizar y sancionar a los feminicidas y agresores de mujeres, la investigadora de la máxima casa de estudios del país lamentó que un gran número de policías municipales no tengan la capacidad para elaborar un buen reporte policial homologado.

Precisó que dicha ineficacia, entre otras circunstancias, desencadena que de las 1,518 mujeres que han perdido la vida en lo que va del año, solamente 396 hayan sido catalogadas como feminicidio.

En este tenor, la especialista Blanca Ivonne Olvera Lezama se pronunció a favor de analizar todos y cada uno de los decesos de una mujer con perspectiva de género, es decir que se valore siempre su estatus de mujer bajo parámetros del contexto en el que se verificó el hecho delictivo, el tiempo, circunstancia y espacio.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: