Aclaran que la supuesta explosión en el volcán Iztaccíhuatl es una ilusión óptica utilizada para generar miedo entre la población.

El volcán Iztaccíhuatl no ha despertado y no hay nada de qué preocuparse, asegura el doctor en ciencias geológicas e investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, Robin Campion, y añade que la supuesta explosión es una ilusión óptica utilizada para generar miedo entre la población.

Se encuentra en un estado de reposo prolongado, aunque se trata de un volcán potencialmente activo porque ha tenido actividad en los útimos 10 mil años, y en vulcanología eso se considera potencialmente activo, porque no se puede considerar como extinto; sin embargo, no hay ninguna señal para decir que se ha despertado o que va a salir de la etapa de reposo profundo, asegura el vulcanólogo.

Ninguna señal de que vaya a despertar

No hay ninguna señal de preparación de actividad del volcán, “siempre hay señales precursoras de una actividad, en la hipótesis que hubiera nueva inyección magmática al Iztaccíhuatl, habría señales como aumento de sismicidad, cambio de las fumarolas, deformaciones en el suelo, cambios de temperatura, y todas estas señales se darían con años de anticipación” comenta el experto.

Durante el momento de las supuestas explosiones, no hubo ningún registro de actividad sísmica ligada a la mujer dormida. Toda la sismicidad que se muestra actualmente en la zona es derivada de la actividad en el Popocatépetl. Por el momento no hay ningún peligro definitivamente.

La distribución geográfica de los epicentros nos deja ver que toda esta actividad tiene origen en el Popocatépetl y no en el Iztaccíhuatl, y la del popo tiene otras características, totalmente diferente a la que podría tener un volcán que sale de su periodo de inactividad. Si volviera a la actividad, el magma tiene que fracturar la roca para poder subir, y estos sismos tienen otras características espectrales.

Aquí lo importante es no escuchar a los alarmistas ni a los estafadores, porque ellos ganan dinero entre más miedo se provoque, mientras que los científicos de instituciones universitarias o de otras entidades, nuestro salario no depende de la actividad del volcán, ni de las noticias que propagamos, por ello damos noticias verdaderas, no escandalosas, termina el doctor Campion.

Es importante aclarar que la supuesta explosión fue registrada por las cámaras de vigilancia de Tercer Milenio, un canal de Jaime Maussan, y retuiteado por sitios de noticias y cuentas de periodistas.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE