viernes, octubre 30, 2020
La UAEMex y su negligente manejo del recurso

Javier González Martínez ¿astuto o chamaqueado en los 129 mdp que FOVISSSTE entregó a la UAEMéx?

Por: Augusto López

 En 2014 la UAEM representada por el secretario de administración, Javier González Martínez celebró 5 contratos y 2 convenios modificatorios con el FOVISSSTE por un monto total de 129 millones de pesos. Dicha cantidad ha sido identificada por la ASF como probable daño o perjuicio a la hacienda pública por el negligente manejo de los recursos, simulaciones y pagos injustificados, según se describe en la Auditoría Forense 14-4-99015-12-0207.

 Por lo anterior la Dirección General de Responsabilidades tiene en proceso la recuperación de los 129 mdp., mediante el procedimiento resarcitorio DGR/C/05/2019/R/14/085.

Los contratos y convenios son parte del esquema de triangulación de recursos conocido como la Estafa Maestra, en este caso sucedió dentro de la administración de Jorge Olvera García, quien solo presentó una denuncia por lo que tocaba a lo detectado en la administración de Eugenio Eduardo Gasca Pliego, pero evadió presentar varias que sucedieron mientras él era rector de la UAEMéx. Como ejemplos inmediatos están las irregularidades contenidas en la auditoría 245 en donde el propio Olvera firmó varios convenios de servicios con instituciones federales o también los hechos que se describen a continuación y que están relacionados con Javier González Martínez.

Para cumplir con las obligaciones contractuales de todos los contratos y convenios pactados con el FOVISSSTE, la UAEMéx subcontrato a la empresa Nubaj y Nubaj Consulting, S.A.de C.V. y a 27 personas a quienes les pagó mediante la modalidad de honorarios y que se distribuyeron en los 7 instrumentos legales.

CONTRATO Y CONVENIO 1 Y 2

De los contratos 1 y 2 (SC-AD-003/2014 y SC-AD-003/2014-CM001/2014) el FOVISSSTE depositó en cuentas bancarias de la Universidad Autónoma del Estado de México $26,158,700 (veintiséis millones ciento cincuenta y ocho mil setecientos pesos), de ahí la Universidad, teniendo como responsable de las finanzas a Javier González Martínez, transfirió $12,817,800 (doce millones ochocientos diecisiete mil ochocientos pesos) a Nubaj y Nubaj Consulting, S.A.de C.V. y $9,800,500 (nueve millones ochocientos mil quinientos pesos) a seis personas que cobraban por honorarios, quedando una comisión para la Universidad de $3,540,400 (tres millones quinientos cuarenta mil cuatrocientos pesos).

La ASF detectó que las seis personas a las que la UAEMéx transfirió los $9,800,500 (nueve millones ochocientos mil quinientos pesos) depositaron la mayoría de lo que recibieron ($9,661,400) a las empresas Interamericana de Negocios y Comercio, S.A. de C.V., Administración y Desarrollo Empresarial Mega, S.A. de C.V., Evyena Servicios, S.A. de C.V., y a C. Jesús Fernando Ortega Martínez.

En los contratos 1 y 2 también se detectaron:

 –Entregables que carecían de nombre y firma del personal que los elaboró, verificó y aceptó los servicios.

-Información comprobatoria aportada a la UAEMéx por Nubaj y Nubaj Consulting, S.A.de C.V. era igual a la aportada por las personas a las que la Universidad contrató vía honorarios.

-Dos personas contratadas por la UAEMéx por honorarios no entregaron comprobantes del trabajo realizado, pese a ello la Universidad sí les pagó.

-Relacionado con el entregable identificado con el número 1 la UAEMéx manifestó que “en su elaboración no participaron personas contratadas por honorarios”, pero contradictoriamente sí pagó a personas por honorarios.

CONVENIO #3 (SAA-AD-008/2014)

El FOVISSSTE transfiere a cuentas bancarias de la UAEMéx $9,997,600 (nueve millones novecientos noventa y siete mil seiscientos pesos), de ahí la Universidad envío a Nubaj y Nubaj Consulting, S.A.de C.V. $4,898,800 (cuatro millones ochocientos noventa y ocho mil ochocientos pesos) y un total de $3,745,600 (tres millones setecientos cuarenta y cinco mil seiscientos pesos) a cuatro personas contratadas por honorarios, quienes después de recibir el dinero depositaron en conjunto un total de $3,731,000 (tres millones setecientos treinta y un mil pesos) a la empresa Administración y Desarrollo Empresarial Mega, S.A. de C.V.

Después del reparto principal realizado por la Universidad se calcula que obtuvo una ganancia o utilidad de $1,353,200 (un millón trescientos cincuenta y tres mil doscientos pesos) en este convenio.

La ASF detecto un patrón similar de irregularidades en todos los contratos y convenios. En este caso:

Los entregables aportados a la UAEMéx por parte de Nubaj y Nubaj Consulting, S.A.de C.V. y las personas a las que pagó por honorarios eran iguales.

CONTRARO Y CONVENIO #4 y 5 (SF-AD-025/2014 y SF-AD-025/2014-CM-001/2014)

La UAEMéx recibió, en sus cuentas bancarias, por parte del FOVISSSTE $19,651,800 (diecinueve millones seiscientos cincuenta y un mil ochocientos pesos), posteriormente la Universidad, teniendo como cerebro financiero a Javier González Martínez, distribuyó la mayoría de esos recursos de la siguiente manera:

A Nubaj y Nubaj Consulting, S.A.de C.V. transfirió $9,629,400 (nueve millones seiscientos veintinueve mil cuatrocientos pesos).

$7,362,700 (siete millones trescientos sesenta y dos mil setecientos pesos) repartidos entre cuatro personas que cobraron por honorarios y quienes transfirieron casi la totalidad de lo recibido, $7,338,500, a las empresas Administración y Desarrollo Empresarial Mega, S.A. de C.V., Interamericana de Negocios y Comercio, S.A. de C.V., y al C. Jesús Fernando Ortega Martínez.

Posterior a las transferencias realizadas por la UAEMéx se calcula que obtuvo una utilidad de $2,659,600.

De lo detectado en los entregables relacionados con los contratos 4 y 5 se hace visible un patrón similar de irregularidades en la operación de los siete instrumentos legales celebrados entre el FOVISSSTE y la UAEMéx.

CONTRATO #6 (SPI-AD-056/2014)

El FOVISSSTE realizó transferencias a cuentas bancarias de la UAEMéx por un total de $30,500,000 (treinta millones quinientos mil pesos). Ese monto la Universidad lo distribuyó a sus subcontratistas de la siguiente manera:

-A Nubaj y Nubaj Consulting, S.A.de C.V. le entregó $14,945,000 (catorce millones, novecientos cuarenta y cinco mil pesos).

-$11,198,400 (once millones ciento noventa y ocho mil cuatrocientos pesos) distribuidos entre ocho personas, a las que la Universidad, implicada en la “Estafa Maestra”, pagó vía honorarios. Estas personas a su vez transfirieron en conjunto el 99.5% de los recursos recibidos de la UAEMéx, es decir $11,138,800 (once millones ciento treinta y ocho mil ochocientos pesos) a las cuentas bancarias de las empresas ajenas a los servicios solicitados, Interamericana de Negocios y Comercio, S.A. de C.V., It Call Center, S.A. de C.V., y del C. Jesús Fernando Ortega Martínez, persona física con actividad empresarial.

La ASF manifestó que la UAEMéx no presentó los entregables que justificaran los pagos que realizó a las ocho personas que contrató bajo la modalidad de honorarios, en el contrato SPI-AD-056/2014.

CONTRATO #7 (SPI-AD-057/2014)

El FOVISSSTE realizó transferencias a cuentas bancarias de la UAEMéx por un total de $42,938,400 (cuarenta y dos millones novecientos treinta y ocho mil cuatrocientos pesos), monto que la auriverde transfirió casi en su totalidad a sus subcontratistas de la siguiente manera:

-A Nubaj y Nubaj Consulting, S.A.de C.V. le entregó $21,039.80

-$15,869.30 repartidos entre diez personas que cobraron por honorarios. A su vez, ellas depositaron el 91.4% de lo que recibieron de la Universidad, a las cuentas de las empresas, ajenas a los servicios solicitados, Administración y Desarrollo Empresarial Mega, S.A. de C.V.; Evyena Servicios, S.A. de C.V.; Consolidación de Servicios y Sistemas Administrativos, S.A. de C.V.; Icalma Servicios y Consultoría, S.A. de C.V.; Interamericana de Negocios y Comercio, S.A. de C.V. y del C. Jesús Fernando Ortega Martínez.

Como en los contratos anteriores en este también se detectó que había entregables de la empresa Nubaj y de las personas que la UAEMéx contrató por honorarios que eran iguales en su contenido.

La administración de Jorge Olvera García pagó a diez personas por concepto de honorarios, pero como en otros casos y mediante el oficio 877/2015 la Universidad declaró que “no existió participación por parte del personal contratado por honorarios”.

La ASF también refiere en Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2014 que la UAEM no presentó ningún entregable con el que se justifique los 203,900 mxn y 186,800 mxn que pagó respectivamente a dos personas que contrató por la modalidad de honorarios.

Es importante resaltar que la administración de Jorge Olvera García, en su rol de proveedor de servicios al FOVISSSTE, comisionó para que firmaran los instrumentos legales a Javier González Martínez, secretario de Administración, David Aceves Hernández, supervisor del proyecto y a Sergio Arturo Hernández Maldonado, responsable técnico del proyecto. Sin embargo, este último declaró ante el Órgano Fiscalizador federal que no era ni es trabajador de la UAEM, pero sí tenía relación con la empresa Nubaj y Nubaj Consulting, S.A.de C.V., por lo que habría que conocer el contenido completo de los contratos y convenios para determinar si la Universidad aun sabiendo que Hernández Maldonado no era su empleado actuó de manera dolosa haciéndolo pasar como si lo fuera, tal como quedaría comprobado con el oficio del 7 de enero de 2014 de número SA/001-A/2014 firmado por González Martínez y que incluyó copia para Laura Elene del Moral Barrera, quien sustituyó a Hugo del Pozzo en la dirección de recursos financieros de la UAEM.

 Llama la atención que Javier González Martínez haya instruido y otorgado tantas responsabilidades en quien en alguien que, siguiendo el supuesto de que hubiera sido trabajador de la Universidad, al mismo tiempo era trabajador de la empresa Nubaj y Nubaj subcontratada por la UAEM para realizar los trabajos con el FOVISSSTE, por lo que habría un evidente conflicto de intereses. Tanto descuido del secretario de administración se sumaría al pésimo desempeño que ha tenido en el manejo de los recursos y urgiría a que le sea exigida su inmediata renuncia, así como se le inicie la respectiva investigación y deslinde de responsabilidades.

Otro dato relevante que aporta la ASF respecto a dos de los firmantes de los contratos y convenios, Sergio A. Hernández Maldonado (sub alterno de González Martinez y vinculado a Nubaj y Nubal)

y Jorge Eduardo Roa Diosdado), es que durante del análisis de las cuentas bancarias de los 27 prestadores de servicio, en donde la UAEM depositó el importe total de 47.9 mdp de los recursos federales que, a su vez, recibió del FOVISSSTE, detectaron que realizaron transferencias a cuentas bancarias a nombre de 7 empresas y de los CC. Jesús Fernando Ortega Martínez, Carolina Juana Diosdado Serrano, Sergio A. Hernández Maldonado y Jorge Eduardo Roa Diosdado (énfasis añadido), por un importe total de 45,946.4 miles de pesos, que representó el 95.8% de los recursos depositados por la UAEM a los prestadores de servicio.

 Mediante el Diario Oficial de la Federación de fecha 15/05/2019 se notificó a Sergio Arturo Hernández Maldonado que debía comparecer derivado de su carácter de Responsable Técnico de Proyectos de la Universidad Autónoma del Estado de México. En el mismo documento se refiere que “no hay evidencia de la prestación de los servicios contratados por el FOVISSSTE a través de los mencionados contratos y por entregables pactados y que no se realizaron” <sic>.

Lo declarado por Javier González Martínez durante la entrevista que este medio informativo realizó el día 13 de noviembre del 2019, presenta varias inconsistencias, ahí mencionó que sólo firmó un contrato y que fue en el 2013 (cuando fueron 7 y en el 2014), que había aportado toda la información a la ASF, desconocía si había alguna denuncia sobre el tema, y que hasta el momento no había ningún requerimiento adicional (por parte de la ASF) y que todo el compromiso que se adquirió con el FOVISSSTE se había atendido (argumento que se cae ante el procedimiento resarcitorio DGR/C/05/2019/R/14/085 que aún sigue en curso por parte de la ASF y que hasta el citatorio a Hernández Maldonado de fecha 15-05-2019 se refería que “no hay evidencia de la prestación de los servicios contratados por el FOVISSSTE a través de los mencionados contratos y por entregables pactados y que no se realizaron” <sic>), que no tenía nada que temer y que esperaría los resultados de las autoridades.

 Todo parece indicar que existía una estrecha relación entre González y Hernández Maldonado, por lo que sería oportuno que Sergio contara si de los depósitos que la ASF detectó en la cuenta bancaria a su nombre llegó algo o todo o nada a Javier González Martínez. 

ALGUNAS PREGUNTAS OBLIGADAS SON:

 ¿Qué criterios siguieron Jorge Olvera García y Javier González Martínez para elegir a Nubaj y Nubaj Consulting, S. A. de C.V. y a las 27 personas que contrataron por honorarios?

¿Por qué la administración del Humanismo que Transforma contrató una empresa y además personas por honorarios para hacer lo mismo o no hacerlo e igual pagarles?

¿Con qué documentos puede demostrar la UAEMéx que Sergio Arturo Hernández Maldonado era su empleado?

Si Javier González Martínez hizo pasar como empleado de la UAEM y subalterno suyo, a un elemento de una empresa ajena ¿estaría cometiendo algún delito o abuso en el ejercicio del cargo que se le encomendó? 

¿Qué tan diferentes o iguales son en el manejo de los recursos Hugo del Pozzo y Javier González Martínez?

¿Existe la posibilidad de que parte de lo triangulado podría haber salpicado al rector en turno y/o a su secretario de administración?

Publicación original

Notas Relacionadas

Publicidad

Toluca

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: