domingo, diciembre 5, 2021
Legislatura mexiquense lejos de ser progresista  

Ciudadano demanda al congreso mexiquense por haber mandado a la congeladora la iniciativa para reformar el Código Civil en materia de matrimonios igualitarios.

Conformada mayoritariamente por partidos de izquierda que pregonan discursos de progresividad, la LX Legislatura del Estado de México que está por concluir sus funciones, está lejos de ser progresista, ya que todas las “iniciativas que tienen  que ver con los derechos humanos se han mantenido en la congeladora durante mucho tiempo”.

Así lo consideró Daniel Iñaqui Valtierra Fuentes, vecino de Ecatepec y activista, quien el pasado 22 de junio presentó una demanda de inconstitucionalidad en la Sala Constitucional del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, en contra del congreso mexiquense por haber mandado a la congeladora la iniciativa ciudadana para reformar el Código Civil en materia de matrimonios igualitarios, que presentó en noviembre del año pasado.

En entrevista exclusiva con COMUNICADORESMX, explicó que a través de esa demanda se vincula a la Legislatura para que se analice su iniciativa, ya que de lo contrario se violan sus prerrogativas, previstas en la Constitución local, en la que se establece que “todas y todos los ciudadanos en el Estado de México tenemos derecho a poder iniciar leyes o proponer a la Legislatura la creación de decretos para reformas disposiciones legales…”

El denunciante refirió que después de siete meses, y como resultado de la demanda que interpuso de inconstitucionalidad, su iniciativa se turnó apenas a las Comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Procuración y Administración de Justicia.

Sin embargo, aclaró que en la iniciativa él había solicitado “de acuerdo a los artículos 55,56 y 57 de la Constitución del Estado de México, al ser un asunto de urgente resolución, por ser un tema de derechos humanos, se dispensara el trámite de comisiones y pasara directo al pleno, pero la Diputación Permanente decidió que no”.

Mencionó que en su momento, la iniciativa la recibió directamente quien era entonces a presidenta de la mesa directiva, la diputada Karina Labastida, sin que posteriormente le diera respuesta alguna sobre cómo iba el trámite, mientras que en la Secretaría de Asuntos Parlamentarios solo le daban pretextos y no información real.

Ahora que ya se turnó a comisiones, el único diputado que se ha preocupado porque su iniciativa se analice  a la brevedad, es Gabriel Gutiérrez Cureño, del grupo parlamentario de Morena, mientras que Azucena Cisneros, del mismo partido ni siquiera le  responde, y Faustino de la Cruz, también morenista, se limita a decirle que “ya está en comisiones”.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: