domingo, enero 24, 2021
Ley de Amnistía, parteaguas histórico

Nace la esperanza para la liberación de unas 19 mil Personas Privadas de la Libertad; es el primer paso para cambiar el sistema de impartición de justicia.

El Estado de México inicia el camino para brindar justicia a quienes están injustamente presos o son considerados falsos culpables. La aprobación de la Ley de Amnistía por parte de la LX Legislatura de la entidad es el primer paso y de eso se congratulan, aunque no están del todo satisfechos, defensores de derechos humanos como José Humbertus Pérez Espinoza, quien promovió una de las iniciativas en la materia, y José Antonio Lara Duque, abogado del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL).

Lara Duque precisó a COMUNICADORESMX: “no es el escenario que hubiéramos deseado, pero sí hay una brecha para recuperar justicia y libertad de muchas personas inocentes, de muchos falsos culpables que están en prisión” y destacó que “esto no se acaba aquí”, con la aprobación de esa ley.

En entrevista exclusiva para esta plataforma, José Humbertus Pérez, quien también colabora en ella con su programa “Prisionero de Conciencia”, resaltó por su parte la importancia de que en la ley aprobada por mayoría, se considere crear una comisión especial para dar seguimiento a los casos de los falsos culpables.

Refirió que en la iniciativa ciudadana que presentó ante la Legislatura se tenía prevista contar con dicha comisión especial, no solo para investigar los casos, sino además para analizar y evaluar la permanencia del sistema de justicia penal acusatorio.

Antes de que la ley fuera aprobada, Pérez Espinoza expresó su malestar porque a él como promovente ciudadano de una de las iniciativas presentadas de la Ley de Amnistía, no fue invitado a participar en las reuniones de las comisiones legislativas de Procuración y Administración de Justicia, y de Derechos Humanos.

“Yo les hubiera dicho qué era lo importante”, señaló, si bien su participación solo sería con voz, pero no con voto, en las reuniones de trabajo que realizaron las comisiones mencionadas para analizar las iniciativas respectivas que presentaron los grupos parlamentarios de Morena, PAN y PRD, así como la del propio José Humbertus.

Luego de escuchar al diputado Max Correa, de Morena, quien en la tribuna legislativa dio a conocer que luego de estudiar esas propuestas se había determinado “condensar las coincidencias y fortalecer los principios y alcances” de las mismas, para dar pie al decreto por el que se crea la Ley de Amnistía del Estado de México con la que se espera beneficiar “a un mayor número de personas”, Pérez Espinoza manifestó su beneplácito porque se trata de un primer paso para sacar de las cárceles mexiquenses a quienes están injustamente presos.

En tanto, el abogado José Antonio Lara, resaltó que este logro es resultado de la participación ciudadana y el impulso que le dio la sociedad mexiquense, que por primera vez en mucho tiempo, despertó de su aletargamiento para presionar a la legislatura en esta materia. Si bien en su opinión, el resultado no es excelente, sí representa un importante avance.

“Hay que mantener la serenidad, la prudencia y los pies en la tierra, sin que eso no signifique estar contentos”, expresó, ya que esto es resultado de muchas horas de trabajo y esfuerzo, y no termina con la aprobación de la ley, sino que apenas es el comienzo para cambiar el sistema de impartición de justicia.

No obstante, contar con una Ley de Amnistía para la entidad se podría iniciar la despresurización de los penales mexiquenses en donde los reculos padecen de hacinamiento y en muchos casos la vulneración de sus derechos humanos.

Cabe destacar que para Presunción de Inocencia y Derechos Humanos A.C., hay al menos 13 mil falsos culpables, mientras que para el CDHZL y la plataforma Haz Valer Mi Libertad son cerca de 19 mil 500 personas injustamente presas de una población de casi 31 mil 500 Personas Privadas de la Libertad (PPL).

Ambos defensores de derechos humanos de los injustamente presos también destacaron el papel de COMUNICADORESMX, plataforma que difundió estos casos y en la que se dio el espacio para el análisis y discusión de los mismos, lo cual dijeron fue una valiosa ayuda para conseguir este objetivo de contar ya, con una Ley de Amnistía en la entidad.

LA LX LEGISLATURA

Con el voto en contra del Partido Acción Nacional (PAN), el pleno de la LX Legislatura mexiquense aprobó por mayoría de votos la Ley de Amnistía del Estado de México, resultado de las cuatro iniciativas que fueron presentadas por partidos y ciudadanos y que fue objeto de análisis y observaciones en parlamentos abiertos.

Con esta Ley de Amnistía se beneficiará a los grupos poblacionales más vulnerables y a las personas que han sido víctimas de violaciones a sus derechos humanos y a un debido proceso judicial, afirmó el diputado Max Correa Hernández.

En tribuna parlamentaria, el diputado de Morena resaltó que esta Ley no beneficiará a quienes sean reincidentes o habituales, y cuando se trate de delitos que atenten contra la vida, la libertad o la integridad personal, “porque se busca proteger a las víctimas y evitar revictimización como parte de una estrategia para fortalecer la seguridad y la justicia”.

En ese sentido, argumentó que nuestro Sistema de Corte Acusatorio ha generado una cantidad considerable de víctimas, sobre todo en contra de personas en situación de vulnerabilidad, particularmente pobreza.

“Con esta Ley establecemos las bases para decretar amnistía en favor de las personas contra quienes se haya judicializado alguna investigación, ejercitado o pudiere ejercitarse acción penal, hayan sido procesadas o se les haya dictado sentencia ante los tribunales del Estado de México; para quienes hayan cometido algunos de los delitos establecidos en la presente ley y no se encuentren bajo los supuestos de excepción, así como establecer el procedimiento y las obligaciones de las autoridades a quienes corresponde su aplicación”.

Detalló que la amnistía beneficiará a las mujeres contra las que se hayan ejercicio acciones penales que hayan derivado en la privación de su libertad por el delito de aborto.

El diputado de Morena, quien fue uno de los proponentes de esta ley, recordó que en la etapa de análisis de las cuatro iniciativas de Amnistía que fueron presentadas por partidos y ciudadanos, se favoreció la práctica del parlamento abierto “promoviendo una amplia participación ciudadana mediante la realización de foros de consulta públicos en los que intervinieron la sociedad en general, organizaciones vinculadas con la materia, profesionales, académicos y servidores públicos de los Poderes Ejecutivo y Judicial”

Agregó que los alcances de esta figura jurídica conlleva propósitos sociales para favorecer la concordia y la armonía de la comunidad, y permite subsanar las deficiencias e injusticias presentes en múltiples casos ventilados ante el Sistema de Justicia, sobre todo por condiciones de marginación.

“De igual forma, busca fomentar que personas sin antecedentes delictivos que cometieron delitos con bajas penalidades o que fueron forzados a cometerlos, puedan solicitar su liberación, convirtiéndose así en una adecuada liberación consecuente con la racionalidad y la naturaleza que subyace en los derechos humanos”.

La Ley de Amnistía incluye la creación de una comisión legislativa especial que dará seguimiento a lo ordenado en dicha ley, y atenderá los casos que por su relevancia sean puestos a su consideración por medio de organismos defensores de derechos humanos pero que encuadren en supuestos de violaciones a derechos o fallas en la aplicación de alguno de los principios penales del sistema acusatorio, o por la plena presunción de fabricación de delitos

Correa Hernández, quien en conjunto con sus compañeros de bancada, Guadalupe Mariana Uribe Bernal, Gerardo Ulloa Pérez y Liliana Gollás Trejo, presentaron a nombre de Morena la iniciativa, recordó que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL), existe una gran población de reclusos que son delincuentes primarios recluidos por delitos patrimoniales como el robo, así como personas con vulnerabilidad: mujeres, jóvenes, indígenas, presos políticos, lo que genera violaciones en procesos y derechos humanos.

Finalmente, Max Correa Hernández afirmó que la Amnistía da respuesta a uno de los reclamos sociales en apoyo a los más débiles y desvalidos, y es consecuente con el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 del Presidente Andrés Manuel López Obrador “que ha hecho énfasis al pleno respeto a los derechos humanos y emprender la construcción de la paz”.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: