martes, marzo 2, 2021
Limpian tiradero clandestino en Ecatepec

Autoridades de Ecatepec retiran más de 100 toneladas de basura de un tiradero clandestino y desalojan a recolectores.

Recolectores de residuos sólidos asentados irregularmente en el bordo del Gran Canal, en la colonia Cardonal Xalostoc, fueron retirados por el gobierno municipal debido a que convirtieron en basurero el lugar, donde almacenaban al aire libre más de 100 toneladas de desperdicios, y muchos de ellos terminaban en el cauce de aguas negras, informó el presidente municipal Fernando Vilchis Contreras.

El edil añadió que este operativo forma parte de las 300 acciones que realiza su gobierno para la restauración de Ecatepec, las cuales incluyen la recuperación de espacios públicos, colocación de luminarias, perforación de pozos, rehabilitación de vialidades y mejoramiento de servicios.

Armando Alcántara, jefe de Departamento de Inspección, Verificación y Normatividad Ambiental de la Dirección del Medio Ambiente y Ecología, informó que por instrucciones del alcalde Fernando Vilchis Contreras iniciaron el saneamiento del lugar, donde fueron desalojadas más de 10 casuchas construidas con materiales provisionales como madera y cartón, habitadas por unos 50 recolectores.

Los recolectores estaban asentados en unos 450 metros lineales, entre el bordo del Gran Canal y las vías del ferrocarril, a un costado de avenida Vicente Lombardo Toledano, colonia Cardonal Xalostoc, donde separaban los desechos reciclables y el resto lo depositaban en el sitio, convertido en un tiradero al aire libre y en un grave foco de infección para la comunidad.

Armando Alcántara informó que colonos y representantes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y Ferrovalle desde el 2019 solicitaron al gobierno municipal el retiro del sitio de los recolectores, debido a que estaban asentados irregularmente en áreas federales y contaminaban el canal de aguas negras.

Agregó que llegaron a un acuerdo con las personas que habitaban dicha franja, quienes accedieron a retirarse voluntariamente, por lo que se llevaron sus pertenencias.

Aseguró que el operativo de retiro se realizó en apego a los derechos humanos de los recolectores y se trató de una medida de seguridad, fundamentada en el Código para la Biodiversidad del Estado de México, por lo que fueron suspendidas las actividades en el sitio, sin que fuera necesario remitir vehículos al corralón.

Integrantes de algunas familias asentadas en el lugar mencionaron que no son recolectores de basura, pero se instalaron irregularmente debido a que perdieron sus empleos por la pandemia y no pudieron seguir pagando renta.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: