Una de las principales demandas es acabar con la corrupción y la inseguridad: Liliana Gollas Trejo.

La diputada Liliana Gollas Trejo presentó a la 60 Legislatura mexiquense un punto de acuerdo para solicitar a las y los presidentes de los 125 municipios de la entidad que, con base en su suficiencia presupuestal, incrementen el salario de su personal de seguridad pública y tránsito, a fin de mejorar sus condiciones laborales, su desempeño laboral y en consecuencia la seguridad de la ciudadanía.

Al dar lectura al documento, presentado en nombre del Grupo Parlamentario de morena, la legisladora señaló que se requiere tener cuerpos policiacos municipales profesionales, capacitados, equipados y bien remunerados para combatir a la delincuencia, por lo que afirmó “es urgente que se mejoren las condiciones laborales y salariales de los elementos policiacos, de acuerdo con la capacidad presupuestal de los ayuntamientos”.

Afirmó que en la etapa de transformación que vive el país, una de las principales demandas es acabar con la corrupción y la inseguridad, y por ello deben erradicarse las malas prácticas que afectan tanto la imagen de la policía como el bolsillo de la ciudadanía.

Advirtió que la percepción ciudadana respecto a los cuerpos policiacos es desfavorable y se les asocia con corrupción y pérdida de valores, y que la población está cansada de tener que cuidarse no solamente de la delincuencia, sino también de los malos elementos que existen dentro de las corporaciones policiacas, muchas veces coludidos con los delincuentes.

Los policías municipales, agregó, tendrían que contar con un ingreso que les permita vivir con sus familias de manera digna y que los incentive a realizar con más eficiencia y eficacia su trabajo. Pidió no perder de vista y la remuneración que perciben no es equiparable al peligro que enfrentan cotidianamente.

Recordó que es responsabilidad de los tres niveles de gobierno generar las condiciones que permitan acabar con la corrupción y brindar seguridad a la población, y puntualizó que los gobiernos municipales, por ser los más cercanos a la gente, tienen la obligación llevar a cabo las acciones necesarias para que la población esté protegida.

Destacó que los elementos de la Policía Estatal tuvieron un incremento de 15% a sus sueldos desde agosto del año pasado, y algunos ayuntamientos han hecho oficial el aumento salarial, como en el caso de Naucalpan (14.39%) y Nicolás Romero (20%).

El exhorto fue remitido a las comisiones de Legislación y Administración Municipal, de Seguridad Pública y Tránsito y de Trabajo y Previsión Social, para su análisis y dictamen.

La legisladora también condenó los sucesos ocurridos el miércoles pasado en el municipio de Coacalco, cuando agentes de la División Anticorrupción de la Fiscalía General de Justicia enfrentaron a policías municipales tras detectar un retén falso para realizar una extorsión.

En este sentido llamó a autoridades municipales y estatales a no permitir este tipo de sucesos violentos y que ponen en duda el actuar de los policías.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD