Esto es lo que hay que saber para no enfermarse.

Comer lichis es seguro, a pesar que muchos medios nacionales e internacionales comenzaron a reportar casos en la India de niños que murieron “misteriosamente” después de comer dicha fruta.

Las notas de los medios de comunicación reportaban que, en el verano, se presentó una serie de muertes entre niños menores de 10 años con síntomas muy parecidos caracterizadas por vómitos, dolor abdominal, debilidad, hipoglucemia, pérdida de conciencia y finalmente, la muerte.

Algo en común en todos los casos, era que habían comido Lichis, sin embargo, no era lo único: también se reportó que la mayoría no había comido nada más que esa fruta, además que todos los niños presentaban desnutrición y habían estado expuestos a altas temperaturas.

La razón de las muertes, según encontraron dos estudios, uno de Chemical Research in Toxicology de 2015, y uno más de Lancet Global Health, son dos sustancias llamadas Hipoglicina A y Metilciclopropilglicina, que inhiben la gluconeogénesis, es decir, la ruta metabólica por la cual se produce nueva glucosa en el hígado.

Un dato es que el estado general de salud es importante, pues consumir estas dos sustancias en ayunas y no comer nada más después de ello, facilita la intoxicación por una falta de glucógeno, un polisacárido de reserva energética que se transforma en glucosa cuando es necesario.

Otra característica es que los niños intoxicados comieron lichis que aún no estaban maduros y los comieron en grandes cantidades, lo que posiblemente derivó en dichas consecuencias.

La intoxicación por hipoglicina y metilciclopropilglicina, se ha reportado como un problema de salud en todo el mundo desde 1976, y desde al menos un siglo atrás, hay reportes de la enfermedad conocida como Fiebre de Jamaica, que se caracteriza por tener exactamente los mismos síntomas por comer una fruta llamada Ackee, de la misma familia de los lichis, la castaña de indias y otros de la especie Sapindaceae. Los estudios con relación a esta enfermedad reportan el mismo resultado: el consumo de la fruta sin madurar, mal estado de salud del consumidor, y no comer nada más que eso.

Un estudio de Lancet Global Health, recomienda dar azúcar a los niños en caso que presenten bajos niveles de glucosa para nivelarlos de nuevo.

El estudio de Lancet Global Health, está basado justamente en el brote de encefalopatía tóxica aguda presentada en 2014 en la localidad de Muzzafarpur, India en el verano de 2014, al que se refieren muchas de las notas como si fuera un caso nuevo.

Según los estudios, para evitar la intoxicación por Hipoglicina A y Metilciclopropilglicina, ligados al consumo de frutas de la especie Sapindaceae, es necesario que las frutas estén maduras, comer más que sólo las frutas, no tener problemas de desnutrición ni mal estado de salud general, y consumir azúcar para regular los niveles de glucosa en caso que se sospeche de presentar hipoglucemia.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD