viernes, enero 15, 2021
Los restaurantes no son el problema

Aunque los restaurantes estuvieron cerrados se presentó un repunte del virus, debido a que hubo gente irresponsable que hizo fiestas privadas y a que no hubo control de la movilidad en las calles. El sector ya perdió 50 mil plazas por la pandemia, por lo que en total unas 100 mil familias quedarían en desamparo: Canirac

El sector restaurantero del Estado de México lamenta la decisión unilateral de las autoridades mexiquenses de obligarlos a cerrar nuevamente por estar en semáforo rojo de la alerta epidemiológica, pese a las críticas condiciones que enfrentan y que recientemente dieron a conocer a través de la carta abierta: “O abrimos o morimos”.

Y no es para menos: de los 340 mil empleos directos que genera la industria restaurantera en la entidad ya se perdieron 50 mil en lo que va de la pandemia, y este nuevo cierre podría provocar que otras 50 mil personas o más que laboran en este sector, pierdan su trabajo debido a la falta de recursos.

Es decir que en total, más de cien mil familias mexiquenses quedarían desprotegidas. Si se considera que al menos son integradas por 4 personas, se trataría de alrededor de 400 mil personas en el desamparo debido a que el jefe o jefa de familia perdió su empleo, debido a una estrategia equivocada del gobierno para enfrentar el repunte en el número de contagios y de decesos por el covid-19.

“Nosotros no somos culpables del coronavirus, nosotros hemos aportado, hemos sido proactivos, hemos presentado nuestros protocolos –de salud- antes que nadie y hemos demostrado que somos lugares seguros”, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en el Estado de México, Mauricio Massud Martínez.

En entrevista exclusiva con COMUNICADORESMX, el dirigente de sector empresarial mencionó que en diciembre, cuando los restaurantes ya estuvieron cerrados, se presentó un repunte del virus, debido a que hubo gente irresponsable que hizo fiestas privadas y a que no hubo control de la movilidad en las calles. Los restaurantes, destacó, no son parte del problema sino de la solución.

Como ejemplo refirió que de julio a noviembre que se operó al 30 ó 40 por ciento de su capacidad, el índice de contagios entre sus colaboradores fue menor al uno por ciento, mientras que en las últimas tres semanas que han tenido que permanecer cerrados, los contagios han aumentado entre la población porque la gente sigue en las calles sin protegerse.

Ante esta situación, Massud Martínez no descartó la posibilidad de recurrir a los amparos colectivos, si bien por el tema del derecho humano a la salud, considera complicado que algún juez les pueda dar la razón para que puedan abrir nuevamente sus negocios. Sin embargo, Canirac dará su apoyo a los empresarios que así procedan.

No obstante, también le apuesta al diálogo con las autoridades. No es que le tengan miedo al gobierno, aclara, es que se trata de un sector responsable y como tal busca actuar con fundamentos, con datos precisos con los que buscan demostrar la complicada situación económica por la que atraviesa la industria restaurantera del Estado de México.

“No estamos pidiendo que cambien el semáforo, estamos pidiendo que dentro de esta condición de semáforo –rojo- podamos operar con más restricciones”. Explicó que el 80 por ciento de las ventas está en las mesas y no en la calle. “Necesitamos operar un porcentaje para poder costear nuestros gastos mínimos”.

El tema de las utilidades, dijo, es un aspecto muy lejano, será hasta dentro de dos años aproximadamente que podría enfrentarse otro panorama. Actualmente la prioridad es salvar empleos para no generar un problema mayor en los próximos meses que las autoridades no están vislumbrando.

El dirigente de la Canirac en el Estado de México también lamentó que mientras en otros países como España se obliga al cierre de negocios, al tiempo que se ofrecen diversos apoyos a los restauranteros, en la entidad no se ha recibido ningún tipo de ayuda y el costo de no generar ingresos lo han tenido que absorber al cien por ciento los propios empresarios.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: