domingo, julio 21, 2024
Mala calidad del sueño afecta a la humanidad

Uno de los principales síntomas de la Covid-19 es el insomnio.

Por Diana Saavedra   

Una problemática que afecta al mundo desde hace años es el poco tiempo que se destina para dormir, situación que perjudica sobre todo a quienes viven en las grandes ciudades. Además, es importante que la gente comprenda que tener insomnio puede ser remediable y que roncar no es sinónimo de sueño profundo, explicaron especialistas de la Clínica de Trastornos del Sueño (CTS) de la Facultad de Medicina.

Rafael Santana Miranda, responsable de la CTS, comentó que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía vivimos en una sociedad restringida de sueño, lo cual conlleva al desarrollo de otros problemas como las parasomnias y las adicciones. Dormir mal genera cansancio, somnolencia, síntomas de enfermedad mental, depresión y disminución en la productividad en el trabajo, entre otros.

¿Qué tanto tabaco, refresco, alcohol y café consume la sociedad?, reflexionó el investigador. Las personas ya no sólo buscan activadores, sino también sustancias depresoras.

Durante la conferencia de prensa a distancia “¿Cómo se ha afectado al sueño con esta nueva realidad?”, realizada en ocasión del 25 aniversario de la CTS, Ulises Jiménez Correa, especialista del área clínica, comentó: Hoy se debe trabajar en recuperar la calidad de vida, especialmente luego de la pandemia por la Covid-19, pues uno de sus principales síntomas es el insomnio.

Otra situación que se ha vuelto común tiene que ver con alteraciones en el sistema nervioso periférico, lo que ocasiona lo que se conoce como síndrome de piernas inquietas, ejemplificó el universitario.

Por su parte, Gabriela Millán Rosas, profesora titular del curso de alta especialidad en medicina integral del sueño, recordó que en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino, realizada en 2016, se preguntó por primer vez cómo dormimos y los resultados fueron que los mexicanos lo hacemos menos de ocho horas, y, en el caso de las mujeres, menos en comparación con los hombres; además de un alto índice de insomnio y trastornos respiratorios.

El no dormir bien hace que el paciente se ponga estresado, ansioso y llega a un punto en el que se genera un círculo vicioso en el que una cosa lleva a otra. Muchas veces las personas acuden con nosotros por algún trastorno que les causa ansiedad, depresión o mala calidad de vida, detalló la especialista.

25 ANIVERSARIO

El 17 de marzo se celebra el 25 aniversario de la CTS y coincide con el Día Mundial del Sueño, por lo que Lourdes Galicia Polo, asesora del área técnica, recordó que la Clínica se creó gracias al impulso del científico universitario René Drucker Colín, quien realizaba estudios del sueño en animales y estaba interesado en ayudar a las personas con este problema.

En su momento, continuó, planteó crear la Clínica de Trastornos del Sueño más grande de Latinoamérica. En 1998, con equipos de última generación, inauguró las instalaciones como un espacio para el estudio y tratamiento de los trastornos en la materia.

Durante estos años, miles de pacientes provenientes de la República mexicana han sido atendidos en la Clínica, desde recién nacidos hasta adultos. En el confinamiento por la emergencia sanitaria se implementó el sistema de Telesalud, que permite recibir la atención de profesionales, concluyó.

Notas Relacionadas