sábado, octubre 23, 2021
Max, ejemplo de disciplina y amor

Canino rescatista conforta a personas afectadas en El Chiquihuite.

Max es un canino entrenado para la búsqueda de personas en casos de desastre, por sus años de experiencia no solo participa en las labores para localizar a una mujer y a un niño en la zona cero de El Chiquihuite, sino que percibe a quienes necesitan ser confortados para dejarse acariciar por ellos y expresarles su afecto.

Desde el día del desprendimiento de rocas en la colonia Lázaro Cárdenas Segunda Sección, el canino ha apoyado las acciones de búsqueda. Manuel Alberto Contreras Castro, propietario del canino y Jefe de Departamento de los centros de mando C4 y C2 de Tlalnepantla, explicó que Max también es voluntario en el grupo Topos México K9 y participó en las labores de rescate del temblor de 2017 en la Ciudad de México.

“Su experiencia, su dedicación al trabajo y su comportamiento tranquilo, provoca que las personas se acerquen a acariciarlo y sientan alivio en estos momentos difíciles que están pasando, como la mamá de la mujer que no ha sido localizada, después de acariciarlo y darle las gracias por su labor pudo llorar y desahogarse un poco”, expuso.

Nuestro ‘lomito’ no solo conforta a los familiares de las personas afectadas, también a los elementos de rescate que se encuentran en las extenuantes y peligrosas labores de búsqueda. Desde hace cinco años participa en los operativos ‘Mochila segura’ de la Comisaría General de Seguridad Pública de Tlalnepantla.

Max, el pastor belga malinois de siete años con un gran corazón, que además de ser rescatista brinda consuelo y conforta a las personas afectadas por un desastre natural.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: