domingo, enero 17, 2021
Mercado de las tarjetas de crédito en México

El Banco de México elabora reportes semestrales respecto de los principales indicadores de este producto bancario, con el objeto de proporcionar al público en general y a los analistas financieros, elementos para dar seguimiento a los términos de las tarjetas de crédito que los intermediarios y las sociedades bancarias de objeto múltiple reguladas ofrecen a la población.

Por Claudio Jaime

El Banco central de México dio a conocer en su sitio web su último reporte respecto a los indicadores básicos de Tarjetas de Crédito al cierre del primer semestre del 2020, este informe forma parte de la serie de Reportes de Indicadores Básicos (RIB) dedicados a divulgar información que permite comparar las condiciones en que se otorgan las tarjetas de crédito, de conformidad con la Ley para la Transparencia y el Ordenamiento de los Servicios Financieros.

Banco de México preciso en su comunicado que Las tarjetas de crédito constituyen uno de los principales canales de crédito al consumo y uno de los medios de pago más populares, sus principales características son:

Las instituciones financieras otorgan tarjetas de crédito a las personas que cumplen con los requisitos para adquirirlas.

El emisor asigna a cada cliente una línea de crédito dependiendo, entre otros elementos, de su nivel de ingreso y de riesgo.

Los usuarios de las tarjetas, llamados comúnmente tarjetahabientes, efectúan pagos de bienes y servicios con sus tarjetas sin sobrepasar la línea de crédito asignada.

El crédito otorgado no tiene garantía y la tarjeta puede ser utilizada para pagar en los comercios que la admitan y para obtener dinero en efectivo a cuenta de la línea de crédito.

Al final de un plazo de facturación, regularmente de un mes, los tarjetahabientes deben pagar a la institución otorgante, al menos, el pago mínimo exigido para poder seguir usando su línea de crédito.

Si el pago de la deuda es parcial y mayor o igual al pago mínimo, se deben pagar intereses sobre la deuda acumulada (clientes no-totaleros); si se cubre la totalidad de la deuda, los tarjetahabientes no pagan intereses por el crédito recibido (clientes totaleros).

De junio de 2019 a junio de 2020, la cartera de tarjetas de crédito disminuyó 9.8 por ciento en términos reales, siendo el tipo de crédito que más descendió de entre los créditos al consumo.

Esta caída ocurrió en un contexto de una contracción generalizada en el saldo de los créditos al consumo en el segundo trimestre del 2020, La cartera de tarjetas de crédito representó, en junio de 2020, el 37.0 por ciento de la cartera total de crédito al consumo.

 Asimismo, el organismo detalló que el índice de morosidad de tarjetas de crédito se ubicó en 5.4 por ciento en junio de 2020 y su nivel, en esa fecha, fue superior al observado en créditos de nómina y automotrices e inferior al de créditos personales.

Desde junio de 2018, la morosidad de tarjetas de crédito se ha mantenido en valores cercanos al 5 por ciento. El índice de morosidad ajustado (IMORA), que considera las quitas y castigos que realizan las instituciones, se había mantenido alrededor del 16 por ciento desde junio de 2018 pero, a partir de marzo de 2020 ha ido en ascenso.


Y no lo olvide, no gaste más de lo que gana.

Notas Relacionadas

Síguenos

INSTAGRAM

YOUTUBE

A %d blogueros les gusta esto: