sábado, agosto 13, 2022
Mercado negro de chalecos antibalas

Piden investigar la venta de equipos militares, cascos, chalecos, incluso armas, a través de diferentes plataformas electrónicas.

Luego de que el secretario de Marina, Rafael Ojeda, reveló que la inteligencia naval investiga el origen de los chalecos antibalas utilizados cada vez más por el crimen organizado, Raúl Sapién Santos, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada, alertó que en México cualquier persona puede adquirir este equipo sin restricción alguna, incluso integrantes de cárteles y grupos delictivos.

Planteó un registro de los compradores de este equipo táctico, con el fin de evitar que se use para actividades ilícitas. Detalló que en nuestro país hay una norma oficial para regular la calidad de la producción de los chalecos blindados, pero que su venta está abierta a cualquiera.

La problemática es que no existe un censo de a quién se le están vendiendo esos chalecos blindados. Hoy se carece de los datos de compradores y comercializadores de chalecos blindados o antibalas”, destacó.

Sapién Santos consideró que se puede implementar el modelo que actualmente se aplica en la venta de vehículos blindados, el cual sí lleva un registro de las personas que los están adquiriendo.

“¿Esto qué te garantiza? Saber el buen uso o tener una trazabilidad de que, si ese vehículo es utilizado para algo ilícito, saber a quién se le vendió.

“Además obliga a que las blindadoras de vehículos lleven un registro, que tengan un holograma de identificación que otorga la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana para acreditar los estándares y los protocolos de calidad”, explicó.

El presidente del consejo propuso también un censo de las empresas estadunidenses que importan este equipo táctico, pues muchas veces los chalecos “se introducen de manera ilegal igual que las armas”, anotó.

Este viernes el secretario de Marina, Rafael Ojeda, reveló que la inteligencia naval investiga el origen de los chalecos antibalas utilizados cada vez más por los integrantes del crimen organizado.

Dijo que tienen en la mira a las plataformas que los ofrecen en internet, pero que también han detectado a elementos de las fuerzas armadas que roban equipo oficial para venderlo a la delincuencia.

“Por el lado de la Secretaría de Marina sí se ha detectado ese tipo de ventas de equipos militares, cascos, chalecos, incluso armas, a través de diferentes plataformas electrónicas… nos ha pasado dos o tres veces.

“Estamos viendo a través de la inteligencia naval de dónde vienen estas plataformas, porque muchas veces están ocultas, pero definitivamente, incluso desde Estados Unidos, se puede comprar a través de Internet ese tipo de equipamiento”, señaló.

El almirante secretario aclaró que a los elementos que roban equipamiento para dotar al crimen organizado solo se les da de baja porque jurídicamente es muy difícil meterlos a la cárcel.

“Si quieren delinquir, que lo hagan afuera. Afortunadamente nuestra contrainteligencia los ha detectado y los hemos dado de baja porque meterlos a la cárcel es muy difícil por cuestiones jurídicas, pero de que se van, se van”.

Anteriormente se reveló que el Ejército y la Marina, así como algunas fiscalías de estados fronterizos por donde ingresan este equipo táctico y armas, reportan que del 1 de diciembre de 2018 a la fecha han decomisado 4 mil 87 chalecos antibalas.

En este periodo, casi 600 integrantes de grupos criminales fueron detenidos en enfrentamientos con autoridades militares, lo que significa que dos terceras partes de los delincuentes arrestados traían este tipo de equipamiento.

A su vez, el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, comentó que el empleo de equipo táctico por parte de la delincuencia se ha detectado principalmente en Sinaloa, Tamaulipas, Michoacán y Jalisco.

Sin embargo, aseguró que la mayoría de los chalecos antibalas que portan son hechizos, con placas metálicas que no cumplen con las características de seguridad necesarias para protegerlos.

Lo que sí reconoció es que la delincuencia tiene la facilidad de adquirir protección para rodillas, codos, espalda, cascos y chalecos similares a los que utilizan los elementos militares.

“En el caso de chalecos hemos asegurado una cantidad importante, no todos tienen las características de lo que debe reunir un chaleco para que sea eficiente, me refiero a las placas balísticas con que debe contar para que sea una protección eficiente.

“Hay un mercado de esas placas, lo que hemos detectado es que en la mayoría de los casos donde se aseguran estas placas no son del todo eficientes, son placas hechizas con algún acero que no les brinda la protección adecuada como los chalecos que usan las fuerzas armadas”, apuntó el secretario.

Notas Relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: