¿OPORTUNIDAD O RIESGO?

POR CLAUDIO JAIME M.

Esta posibilidad de pagar en mensualidades sin cargos extra es muy común escucharla en la publicidad de los bancos cuando se acercan periodos vacacionales, navideños o de fin de año, entre otros.

También es común escucharla en la publicidad de las tarjetas de crédito de tiendas departamentales, pero la única forma de obtener beneficio de este tipo de oferta es emplearla adecuadamente, recomienda la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios financieros (Condusef).

El término en sí no parece muy complicado, inclusive se entiende con claridad, compro y pago en mensualidades sin cargo extra por no pagar de contado, sin intereses.

La analogía más acertada, desde mi punto de vista, para entender cómo funciona la posibilidad de comprar a meses sin intereses, es el cuento infantil del escritor francés Charles Perrault, La cenicienta. Si usted hace puntualmente todos los pagos durante los 3, 6,12 o 18 meses en los que contrató el pago del o los artículos adquiridos, entonces la cenicienta se casa con el príncipe y todos felices.

Pero, si falla en un solo pago del plazo, en ese momento el carro de la cenicienta se convierte en calabaza y el banco le requerirá en el próximo periodo al que usted faltó y el resto de la deuda, y si no la liquida, el banco le cargará intereses al monto que falta por cubrir hasta que lo termine de pagar y el cuento no tiene final feliz.

La Condusef en su revista “Proteja su dinero” explica que este tipo de ofertas son en sí muy tentadoras para los consumidores ya que permite adquirir un bien y pagarlo de forma diferida al no disponer del total del monto para pagarlo en efectivo, en un solo pago, pero la única forma de obtener beneficios de ella es utilizarla de manera adecuada.

Los problemas inician con los excesos, la falta de control es el más común de ellos y sucede cuando se adquieren más de un bien y no se contempla el total que arrojaran sumadas todas las deudas juntas, todas los meses sin intereses juntos.

Esto sucede debido a que en el momento de la o las compras, los montos por separado de cada artículo por cada mes parecen pequeños, muy pequeños, pero una vez sumadas todas las deudas arrojan sumas mensuales significativas que podrían provocar que se atrase en el pago, lo que, a su vez, hace que empiece a pagar intereses y su deuda se alargue más del plazo original.

Por ello la Condusef le recomienda:

  1. Razone sus compras, antes de comprar algo pregúntese su realmente lo necesita o solo lo desea porque esta en “oferta”, si no tiene una idea clara de que necesita comprar, aléjese de los centros comerciales y tiendas departamentales, estas “promociones” pueden provocar que usted comprometa el dinero que aún no tiene.
  2. ¿puede pagar?, asegúrese que podrá cubrir todas las mensualidades in riesgo de incumplir, para hacer este tipo de compromiso, recomiendo consultar primero su libreta de presupuesto, si solo calcula mentalmente que sí, puede pagar, es muy probable que la cuenta en el papel ya no le salga.
  3. Compare precios, si usted ya escogió lo que realmente necesita ahora sigue encontrarlo a mejor precio entre los diferentes proveedores y no olvide su garantía, esa es una de las partes mas importantes de una compra.
  4. Pague a tiempo, recuerde que incumplir un solo pago provocara que el banco le exija en el próximo corte el total restante de la deuda y si no la paga, le cargara intereses sobre el total del monto que falta pagar, ¡Sea cuidadoso una cosa es el pago mínimo para no generar intereses y otra cosa es el pago del abono de las compras a meses sin intereses!
  1. Guarde y revise sus comprobantes, revise que en el ticket o comprobante de pago aparezca que el pago es a meses sin intereses, si no es así, la promoción no será valida y usted no podrá reclamar después, guárdelo ya que es indispensable para cualquier aclaración o reclamo posterior.

Para recibir más información o presentar una queja usted puede comunicarse a la mesa de atención a la ciudadanía de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros al Teléfono: (55) 5340 0999 o (01 800) 999 8080  o bien enviar un correo electrónico a asesoria@condusef.gob.mx

Y recuerde, no gaste mas de lo que gana.

Notas Relacionadas

Social

YOUTUBE

PUBLICIDAD