jueves, julio 25, 2024
No se consultó con la IP reducción de jornada laboral

El sector empresarial lamenta la toma de decisiones sin consulta de impactos en la productividad y carga económica de las empresas.

Detener el incremento consecutivo en las tasas de interés como medida de control de la inflación y reducir la jornada laboral a 5 días con dos días de descanso obligatorio, impactarán en la economía de las empresas, lo que eventualmente se reflejará en el precio al consumidor, advirtió Gilberto Sauza Martinez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem).

Precisó que en ese escenario, se presenta un contraste de efectos.

Por un lado, la decisión del Banco de México de poner un alto al aumento continuo de las tasas de interés reducirá el costo del dinero, de manera que podría mejorarse la capacidad de adquisición de créditos, tanto de empresas como de las personas, lo que dinamizará la economía.

En ese sentido, indicó el dirigente empresarial, podría atraerse nuevas inversiones y detonar la creación de nuevas unidades económicas, de manera que se amplía la oportunidad para generar más empleos.

Sin embargo, advirtió, el proceso inflacionario podría continuar y ello repercutirá en el aumento de precios en los productos, lo cual impactará en los consumidores finales.

“Creemos que la medida permitirá movilidad a la economía y la capacidad de producción de las unidades económicas, sin embargo el efecto también será visible en el costo final al consumidor. La inflación subyacente no ha descendido y eso seguirá trayendo aumento en el costo de productos básicos”.

Por otra parte, el presidente de los empresarios en el Estado de México lamentó que la decisión de modificar la jornada laboral se haya planteado de manera unilateral sin consultar a los organismos empresariales, misma a la que las autoridades están obligadas por Ley.

“No es un tema de buena voluntad, la Ley marca que somos órganos obligados de consulta y las implicaciones operativas y económicas recaen sobre las empresas. Las decisiones sobre el sector productivo deben ser consensuadas con el sector empresarial”.

Será durante los próximos meses cuando se vean los impactos reales de dichas decisiones sobre el costo de vida de la población y los niveles de productividad de las empresas.

Recordó que la iniciativa privada ha sido empática a las necesidades de los colaboradores, buscando mejorar su calidad de vida y oportunidades de desarrollo, lo que se ha manifestado en los aumentos del salario mínimo y en lo referente a la ampliación del periodo vacacional; sin embargo, enfatizó, ya se ha convertido en una constante la toma de decisiones sin el análisis económico y operativo de las empresas.

Notas Relacionadas