Los familiares se convierten en expertos abogados como fue el caso del papá de Jessica, víctima del asesino serial de Toluca

Mientras el gobierno del estado de México siga atendiendo el problema de feminicidio como un problema público y no como una estadística, seguirán saliendo a la luz casos como el del presunto asesino serial de Toluca, sentenció Ana Yurixi Leyva Piñón, militante del Partido del Trabajo y activista en pro de los derechos humanos.

Recordó que la segunda Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de México, ahora por la desaparición de niñas, adolescentes y mujeres en siete municipios se dio justamente porque el gobierno de la entidad no logró condensarlo como un problema de carácter público y además, carece de canales institucionales para erradicarla.

“La violencia en México sigue siendo un problema estructural; en el estado de México se cometen entre 8 y 9 feminicidios al día y es en esta entidad donde es más extrema la violencia contra las mujeres”, denunció.

Tras insistir en que el Registro Nacional de Personas Desaparecidas no está actualizado desde diciembre de 2018 en el estado de México, Leyva Piñón urgió a la articulación de políticas públicas con desarrollo social, con presencia real del Consejo Estatal de la Mujer, de las instancias de salud, de la Secretaría de Finanzas, es decir de todos los entes involucrados en el combate a la violencia contra las mujeres y menores de edad.

“La evidencia de que no existe una articulación de las instancias gubernamentales de la entidad, es el hecho de carecer de un registro de niñas y mujeres desaparecidas, además, no existen patrones de criminalidad, falta capacitación enfocada al tema de género y menos hay una reacción inmediata para atender estos casos”.

Otro ejemplo de la falta de atención inmediata a los casos de desaparición al momento de la denuncia, es precisamente el de Jessica Guadalupe Jaramillo Orihuela, de 23 años, pues de acuerdo a la relatoría de su propio padre, él mismo inició la búsqueda de su hija, tras ser ignorado por personal de la FGJEM.

El hecho de que la Fiscalía diera cuenta de los tres cadáveres encontrados en la casa de Óscar García Guzmán, fue por iniciativa del padre de Jessica, quien dio la pista del último lugar visitado por Jessica, toda vez que el GPS de su celular, marcaba el domicilio de su novio.

Óscar fue citado y acudió con su uniforme de guardia de seguridad privado y en sus declaraciones aseguró no saber nada de ella y lo dejaron libre. No obstante, el padre de Jessica fue alertado por los vecinos de Óscar que lo vieron salir con maletas. Fue entonces que acudió de nueva cuenta con la policía que regresó con una orden de cateo para encontrarse con los cadáveres de las tres chicas.

“Los familiares se convierten en expertos conocedores del derecho, se convierten en abogados para buscar y defender a sus hijas, luego de que se mantiene la espera de 72 horas antes de iniciar la búsqueda y eso ya no se puede tolerar, señaló Ana Yurixi Leyva Piñón al referirse al caso del llamado “monstruo de Toluca”.

Insistió en que el estado de México debe reconocer que hay un problema institucional “y el caso del asesino serial que aún no han capturado sigue evidenciado la falta de atención del gobierno del estado de México para erradicar este problema”.

Las alertas son un derecho ganado por las mujeres, pero el hecho de que la segunda declaratoria se ubique en municipios que ya contaban con una previa por feminicidio como es el caso de Toluca, Nezahualcóyotl, Ecatepec, Ixtapaluca, Valle de Chalco, Chimalhuacán y Cuautitlán Izcalli, significa que el gobierno de la entidad no cuenta con mecanismos articulados de desaparición, feminicidio y trata de blancas.

Finalmente, recordó que esta es la primera declaratoria de alerta por desaparición de mujeres que existe en México y debe ser un precedente para todo el país y sobre todo “para estados como Puebla y Tlaxcala en donde se enfrenta un grave problema de trata y las autoridades siguen sin hacer nada; las alertas son un mecanismo único que visibiliza el problema. No podemos decir que no funcionan, lo que falla es la operatividad gubernamental, la falta de atención, la impunidad y corrupción con que se siguen manejando”.

En el caso del “monstruo de Toluca, este fin de semana, el fiscal General de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez, confirmó que los cuerpos de dos mujeres localizados en la vivienda ubicado en calle Ponciano Díaz de la colonia Balcones Santín de Toluca, estaban enterrados en el patio y el tercero que correspondía a Jessica Guadalupe Jaramillo Orihuela, desaparecida el 24 de octubre fue encontrado en el baño de la vivienda habitada por Óscar García Guzmán, presunto asesino serial.

Este sujeto se encuentra prófugo y la Fiscalía ofrece una recompensa de 300 mil pesos a quien aporte datos certeros para localizarlo, aunque por el momento no se tienen indicios de su paradero.

Notas Relacionadas

PUBLICIDAD

Social

YOUTUBE